John Lennon, Yoko Ono y la historia detrás de "Imagine"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 9 (EL UNIVERSAL).- John Lennon fue un hombre de contrastes, que lo mismo hablaba de paz y al mismo tiempo era machista en el trato con las mujeres, incluida Yoko Ono, de acuerdo con algunas versiones, pero a pesar de ello logró crear una de las mejores canciones en la historia: "Imagine", que sigue siendo tan actual como cuando se estrenó un día como este viernes pero de hace 51 años.

"John era un hombre muy cruel, era golpeador de mujeres, fue extremadamente maldito con Cynthia su primera mujer y su hijo Julian, le pagó a un amigo para que dijera en la corte que era su amante para no darle pensión y como padre fue muy cruel con su hijo mayor, no así con Sean (el hijo que tuvo con Yoko) por quien se retiró de la música para cuidarlo. John no era un hombre preocupado por la paz en ese sentido, era un hombre extremadamente talentoso y tal vez deseaba que hubiera paz en el mundo, pero su realidad personal era totalmente diferente", dijo Tere Chacón, fundadora de ECBC Radio, estación on line dedicada al cuarteto de Liverpool.

El vocalista de The Beatles no pasaba por un buen momento cuando surgió este tema, primero porque no tenía dinero disponible debido a que sus cuentas en Inglaterra habían sido congeladas, a causa de una demanda por parte de Paul McCartney, en la que pedía lo correspondiente por la disolución del cuarteto; segundo por la poca popularidad de la cual gozaba entre sus seguidores y la industria de la música de su país, ya que lo seguían culpando por la disolución de la agrupación; y por si fuera poco había abandonado a su primer esposa Cynthia Powell, y por lo tanto a su primogénito Julian Lennon, por causa de Yoko Ono.

Orillado por las circunstancias tuvo que emigrar a Estados Unidos y a crear una canción lo suficientemente comercial, que le permitiera tener nuevos ingresos y una nueva etapa en su carrera, fue así que surgió "Imagine" cuyo crédito en su creación no es únicamente de Lennon, sino de la propia Yoko.

John Lennon se inspiró en el libro de Yoko Ono, "Grapefruit" (1964) donde ella había escrito un poema con algunas de las líneas que después se incluyeron en la canción, pero no le dio crédito a la artista. Dos días antes de su muerte (8 de diciembre de 1980) en una entrevista con la BBC, Lennon reconoció la coautoria de Yoko, pero confesó que por su machismo no le dio su crédito como autora; fue hasta el 14 de junio de 2017 que la Asociación Nacional de Editores de Música lo hizo oficial.

Desde que se estrenó el tema en la voz de Lennon en 1971, hasta la fecha, hay alrededor de 242 covers de esta canción, según el portal whosampled.com, donde destacan las versiones de Queen, David Bowie, Madonna, Elton John, por mencionar algunos, lo que también habla de su actualidad.

"John no grabó en una toma Imagine, porque era de los que hacían 20, 40 o 50 tomas de una misma canción y hasta que no quedaba satisfecho, no la seleccionaba como la que saldría en el disco, entonces dentro de la versión de John hay cualquier cantidad de tomas, por eso para mí la oficial es la mejor, porque esa era la que John pensó que era totalmente impecable, todas las demás para él tenían algún tipo de detalle que no le gustaba", señaló Tere Chacón.

La foto de la portada de la canción fue tomada con una polaroid por el artista plástico Andy Warhol y la de la contraportada fue realizada por Yoko Ono. "Imagine" derrotó a "Bohemian Rhapsody", como el sencillo favorito de Gran Bretaña de todos los tiempos, según una encuesta que Guinness World Records hizo en 2002.

"Antirreligiosa, antinacionalista, anticonvencional, anticapitalista, pero como está cubierta de azúcar, es aceptada; ahora entiendo lo que hay que hacer, hay que enviar el mensaje político, pero con un poco de miel", es como John Lennon definió a "Imagine".