John Katzenbach: "Creo que todos estamos fascinados por el crimen"

Buenos Aires, 6 may (EFE).- Todos sentimos, en mayor o menor medida, una suerte de "fascinación" por quienes cometen actos terribles e inmorales, según asegura en una entrevista a Efe el estadounidense John Katzenbach, que vuelve a explorar los rincones más oscuros del ser humano en su última novela, 'El Club de los Psicópatas' (Ediciones B).

"Creo que, por muchos motivos, todos estamos fascinados por el crimen. Es una pequeña ventana al lado oscuro que todos escondemos", señala el novelista norteamericano, que viajó hasta Argentina para participar en la Feria del Libro de Buenos Aires, un evento por el que siente un cariño especial.

"Los lectores de Latinoamérica, y particularmente de Argentina, son muy sofisticados en su forma de leer libros. Eso es lo que me hace venir aquí, porque el entretenimiento que hay en una novela como 'El Club de los Psicópatas' viene de comprender la psicología (de los personajes)", agrega el autor de 'El Psicoanalista', su obra más laureada hasta la fecha.

CINCO ASESINOS EN SERIE

Considerado como uno de los exponentes mundiales de la novela negra, Katzenbach (Nueva Jersey, 1950) narra en su último libro la historia de cinco asesinos en serie, Alpha, Bravo, Charlie, Delta y Easy, que se reúnen en un lugar recóndito de la 'internet profunda' para compartir sus crímenes y huir de sus anodinas vidas.

Todo cambia el día en que 'Socgoal02', alias virtual de un adolescente llamado Connor, encuentra por casualidad el chat en donde los "Muchachos de Jack" coinciden para comentar sus asesinatos: 'Socgoal02' entra en la sesión, se ríe de todos y cada uno de ellos y luego se marcha, desencadenando una cacería en su contra.

"Muchos psicópatas no ven a sus víctimas como seres humanos. La energía de este libro está en que los psicópatas son insultados de una forma adolescente, muy estúpida y absurda. No debió significar nada... y acabó significando todo", asevera Katzenbach.

El acoso incesante de este grupo de asesinos provoca un cambio radical en Connor y en el resto de protagonistas, quienes acaban sumergidos en una espiral de violencia, difuminando la frontera entre el bien y el mal, entre la cordura y la sinrazón.

"Todo el libro aborda lo cercano de esa brecha entre los psicópatas y una familia normal. Fue algo muy divertido sobre lo que escribir", afirma el escritor.

FASCINACIÓN POR LO MÓRBIDO

En esta obra, los cinco asesinos pretenden emular la popularidad de Jack el Destripador, una figura misteriosa que aterrorizó al barrio londinense de Whitechapel a finales del siglo XIX y que terminó convirtiéndose en un "mito de la cultura popular".

"Ciertas personas simplemente pasan a la historia, son recordadas. Creo que si comparas los crímenes de Jack con otros asesinos en serie no está ni siquiera en el 'top 10', pero él entendió la relación entre cultura popular y lo que estaba haciendo", sostiene Katzenbach.

El éxito literario del novelista estadounidense, cuyo nombre siempre aparece en las listas de títulos más vendidos de Latinoamérica, también plantea una pregunta interesante: ¿por qué meternos en la mente de un grupo de psicópatas resulta tan estimulante?

La respuesta, en su opinión, está en el interés genuino que despiertan personajes que, como Jack el Destripador, Bonnie y Clyde o Billy el Niño, "viven en los márgenes de la sociedad y están constreñidos por las leyes morales" que condicionan nuestro día a día.

"Piensa en todas las veces que dijiste 'mataría a ese tipo', pero no lo hiciste... Quizás en ese momento tuviste un ligero rasgo de psicopatía. Todos tenemos destellos de esa pequeña oscuridad que vive dentro de nuestro corazón. El trabajo del novelista consiste en explorar eso y plasmarlo en un papel", sugiere.

¿VUELVE EL DOCTOR STARKS?

Cuarenta años después de la publicación de su primer libro, Katzenbach siente que todavía está "al principio" de su trayectoria como escritor, que pretende prolongar hasta el fin de sus días.

"Dejaré de escribir cuando no tenga más historias que contar y sigo teniendo algunas ideas en camino. Un gran autor norteamericano, Jim Harrison, estaba sentado en su escritorio, escribiendo un poema, cuando tuvo un ataque al corazón. Me parece que esa es la mejor forma posible", confiesa.

Mientras tanto, Katzenbach ya está trabajando en la tercera parte de 'El Psicoanalista', un fenómeno literario que ha vendido más de diez millones de copias en todo el mundo: "No creo que el Doctor Starks haya acabado su historia", sentencia de forma enigmática.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.