Joe Biden compara el movimiento Maga de Trump con el “semifascismo”

·3  min de lectura

En sus más severas denuncias contra los republicanos hasta la fecha, Joe Biden criticó la filosofía Maga central (Make America Great Again) de su predecesor Donald Trump como “semifascismo” y ha declarado que la extrema derecha está comprometida con “destruir Estados Unidos”.

Biden comenzó en serio la campaña por las elecciones de mitad de período, atacando a los republicanos pro-Trump en una recaudación de fondos demócrata a puerta cerrada y en un feroz discurso en Maryland.

“Lo que estamos viendo ahora es el comienzo o la sentencia de muerte de la filosofía extrema de Maga”, aseveró Biden ante un grupo de donantes del partido reunidos. “No es solo Trump, es toda la filosofía que sustenta el… voy a decir algo, es como el semifascismo”.

Su comparación de algunos republicanos con el fascismo provocó la ira de los líderes republicanos, que respondieron rápidamente al comentario de Biden.

En una declaración furiosa, el portavoz del Comité Nacional Republicano, Nathan Brand, condenó los comentarios de Biden como “despreciables”.

“Biden obligó a los estadounidenses a dejar sus trabajos, transfirió dinero de las familias trabajadoras a los abogados de Harvard y envió a nuestro país a una recesión mientras las familias no pueden pagar la gasolina y los alimentos. A los demócratas no les importa el sufrimiento de los estadounidenses, nunca les importó”, sostuvo.

Más tarde ese mismo día, Biden se dirigió a una multitud de 2.400 simpatizantes en la escuela preparatoria Richard Montgomery en Rockville, donde celebró el éxito de su administración que, según afirma, tomó medidas clave sobre la crisis climática, el control de armas, el empleo y la pandemia de covid-19, y criticó la “política de quemarlo todo” de sus oponentes.

“Respeto a los republicanos conservadores. No respeto a estos republicanos partidarios de Maga”, señaló. “Ya no hay muchos republicanos reales”.

“Los republicanos seguidores de Maga no solo amenazan nuestros derechos personales y seguridad económica. Son una amenaza para nuestra propia democracia. Se niegan a aceptar la voluntad del pueblo. Abrazan la violencia política. No creen en la democracia”.

También se refirió a los llamados de algunos conservadores para que se prohíba nacionalmente el aborto y prometió que la revocación de Roe vs. Wade y sus implicaciones llevarían a las mujeres que pueden votar a las urnas en noviembre.

“Los republicanos de Maga no tienen ni idea del poder de las mujeres. Déjenme decirles algo: están a punto de descubrirlo”.

Una encuesta de Fox News esta semana mostró que los demócratas están tan motivados como los republicanos para las elecciones de mitad de periodo que se celebrarán en noviembre, un cambio con respecto a las encuestas anteriores.

Biden inició la campaña electoral al tiempo que los demócratas inyectaron nuevas esperanzas en el partido tras varias victorias legislativas en agosto.

El partido aprobó una serie de proyectos de ley este verano, incluidas nuevas leyes de seguridad de armas, legislación para ayudar a los veteranos que sufren los efectos de la exposición a las fosas de combustión tóxicas, la Ley de Reducción de la Inflación (una ambiciosa medida para reducir la inflación, bajar los precios de los medicamentos recetados y abordar la crisis climática) y, más recientemente, la cancelación de la deuda de préstamos estudiantiles.

Al celebrar las victorias, comentó que “este año, el pueblo estadounidense ganó y los negacionistas del cambio climático perdieron”, y que los estudiantes están “aprendiendo a leer y escribir en la escuela en lugar de aprender a agacharse y cubrirse”.

Los índices de aprobación de Biden han sido pésimos desde la desastrosa retirada de Afganistán el verano pasado, pero han mostrado signos de recuperación en las últimas semanas.