Jenna Coleman equilibra la juventud y el poder en "Victoria"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 1 (EL UNIVERSAL).- Victoria del Reino Unido tenía tan sólo 18 años cuando heredó su título como monarca Británica tras la muerte de su tío Guillermo IV. Era 1837 y a pesar de tener una sociedad en contra se convirtió en una de las mujeres más poderosas del mundo, extendiendo su reinado por 63 años.

La actriz inglesa Jenna Coleman da vida a aquella adolescente que no sólo asume su nuevo cargo en un sorpresivo cambio del destino, sino que también vive un apasionado romance con su primo, el príncipe Alberto de Sajonia, con quien tuvo nueve hijos y 42 nietos.

Tras su legado, "La abuela de Europa", como fue apodada, ha sido la segunda mujer que más tiempo ha ostentado el título en la historia del Reino Unido, hasta que fue superada por Isabel II en septiembre del 2015.

Aunque como soberana tenía pocos poderes políticos y muchos prejuicios que enfrentar, impulsó el nombramiento de ministros e influyó de forma contundente en la política. La edad nunca fue impedimento para la determinación, según considera Coleman.

"Mucha gente con la que hablé cuando comencé a filmar me dijo: 'No puedes interpretar a Victoria. Ella es severa y vieja y vistió de negro por el resto de su vida después la muerte de su marido ', y no creo que la gente fuera muy consciente de lo vívida que estaba y qué ansia de vida tenía. Teniendo en cuenta la forma en que se crio y el papel en el que ella nació para intervenir, nada de eso realmente parecía aplastar a su espíritu y eso me pareció fascinante", dijo Jenna Coleman.

Para prepararse para este papel Jenna tuvo acceso a los diarios personales de la monarca, en donde asegura descubrió más de una curiosidad que el mundo desconocía y que trató de plasmar con su interpretación.

Su divertido sentido del humor y el talento para la pintura fueron algunos de los descubrimientos, pero también pudo detallar momentos específicos como el día de su coronación, que se volvió famoso porque era evidente que, al ser una niña, la corona le quedaba grande.

"Despertó a las cuatro de la madrugada y pudo escuchar la multitud afuera y los cañones disparados", contó la actriz.

"La corona era demasiado grande para su cabeza y le pusieron el anillo en el dedo equivocado. Entonces en la serie se ve que su corona se tambalea. Eso fue intencional porque realmente era demasiado grande para ella ese día".

En su propia libreta la intérprete escribió palabras que describen a Victoria, como: impulsiva, apasionada, creativa, conmovedora, difícil, independiente, flexible, leal, inocente y voluntariosa. La intención que tuvo para este personaje fue dar a conocer el lado público y privado de la reina desde el punto de vista de una niña que asume una gran responsabilidad.

"El equilibrio de la juventud y el poder es una dinámica fascinante. Ella realmente crece a lo largo de la serie y se convierte en esta formidable mujer con una vena de acero, pero nunca pierde su humor o su autoconfianza".

Coleman dejó su participación en la popular serie de televisión "Doctor Who" porque consideró que rechazar este papel hubiera sido un grave error. Con su interpretación la actriz de 35 años quiere mandar el mensaje de que la juventud no es impedimento para explotar un poder.

"Ella (Victoria) escribió: 'Puedo ser joven e inexperto, pero siento que no hay nadie más apto para gobernar'. Así que supongo que en la juventud hay un optimismo sin miedo. Pero eso a menudo significaba que cometía errores", reconoce.

La serie acaba de estrenar por el canal de televisión de paga Film & Arts y se transmitirá todos los jueves a las 22:00 horas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.