Anuncios

El jefe del banco central chino se compromete a apoyar el crecimiento e insta a realizar reformas

El gobernador del Banco Popular de China, Pan Gongsheng, habla durante la Conferencia de Alto Nivel HKMA-BIS en Hong Kong, China

HONG KONG/PEKÍN, 28 nov (Reuters) - El gobernador del Banco Popular de China afirmó el martes que la política monetaria seguirá siendo expansionista para apoyar la economía, pero instó a realizar reformas estructurales con el tiempo para reducir la dependencia de las infraestructuras y el sector inmobiliario para el crecimiento.

Pan Gongsheng dijo en la Conferencia de Alto Nivel HKMA-BIS en Hong Kong que el impulso económico de los últimos meses sugería que China alcanzaría su objetivo de crecimiento para 2023 de alrededor del 5%.

"Estoy seguro de que China disfrutará de un crecimiento saludable y sostenible en 2024 y más allá", añadió.

Pan dijo que esperaba que la inflación al consumo repuntara en los próximos meses, ya que las caídas de los precios de los alimentos, especialmente de la carne de cerdo, no se mantendrán. También destacó los brotes verdes en el índice de actividad empresarial de los gestores de compras chinos.

Los precios al consumo de China bajaron en octubre, ya que los principales indicadores de la demanda interna apuntaron a una debilidad no vista desde la pandemia, mientras que la deflación en las fábricas se acentuó.

El Gobierno puso en marcha una serie de medidas este año para apuntalar una débil recuperación económica tras la pandemia, afectada por la caída del sector inmobiliario, los riesgos de la deuda de los gobiernos locales, el lento crecimiento mundial y las tensiones geopolíticas.

En octubre, China dio a conocer un plan para emitir 1 billón de yuanes (139.840 millones de dólares) en bonos soberanos para finales de año y elevó el objetivo de déficit presupuestario para 2023 al 3,8% del producto interior bruto (PIB) desde el 3% original.

El banco central también ha aplicado modestos recortes de los tipos de interés y ha inyectado más efectivo en la economía en los últimos meses, comprometiéndose a mantener su política de apoyo.

"En el futuro, el Banco Popular de China seguirá manteniendo su política monetaria expansionista para apoyar la economía", dijo Pan.

"UN VIAJE LARGO Y DIFÍCIL"

Pan dijo que sería mucho más importante para China perseguir un crecimiento sostenible y de alta calidad.

"El modelo tradicional de depender en gran medida de las infraestructuras y el sector inmobiliario podría generar un mayor crecimiento, pero también retrasaría el ajuste estructural y socavaría la sostenibilidad del crecimiento", afirmó.

"La transformación económica en curso será un viaje largo y difícil, pero es un viaje que debemos emprender".

Pekín ha estado intentando reducir la dependencia de la economía del sector inmobiliario, canalizando más recursos hacia la fabricación de alta tecnología y las industrias ecológicas, pero ha tenido dificultades para impulsar la confianza de los consumidores y los inversores.

China sigue canalizando más fondos hacia proyectos de infraestructuras para impulsar el crecimiento, mientras que el Gobierno central gasta más para intentar contener los riesgos de endeudamiento de los gobiernos locales.

Pan se comprometió a reforzar el diálogo y la comunicación sobre política macroeconómica mundial para promover el crecimiento global y la estabilidad financiera, y afirmó que China facilitará a las instituciones financieras extranjeras hacer negocios en el país.

El banco central se ha comprometido a apoyar el papel de Hong Kong como centro financiero internacional, añadió Pan.

(1 dólar estadounidense = 7,15 yuanes)

(Reporte de Xie Yu y Selena Li en Hong Kong, Albee Zhang y Kevin Yao en Pekín; escrito por Scott Murdoch; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)