Anuncios

Jefe de ACNUR advierte a Europa sobre crisis de refugiados sudaneses

El jefe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, habla con The Associated Press en Nairobi, Kenia, el lunes 5 de febrero de 2024. (Foto AP/Brian Inganga)

NAIROBI, Kenia (AP) — Europa tendría que lidiar con un nuevo flujo de inmigrantes sudaneses si no se firma pronto un acuerdo de alto el fuego entre las partes en conflicto de Sudán y no se fortalecen los esfuerzos de ayuda, advirtió el lunes el jefe de la agencia de refugiados de Naciones Unidas.

“Los europeos siempre están muy preocupados por la gente que cruza el Mediterráneo. Bueno, tengo una advertencia para ellos: Si no apoyan a más refugiados que salen de Sudán, incluso a personas desplazadas dentro de Sudán, veremos el paso de personas hacia Libia, Túnez y a través del Mediterráneo. De eso no hay duda”, sostuvo Filippo Grandi, jefe del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Se cree que más de 9 millones de personas han sido desplazadas dentro del propio Sudán y 1,5 millones de refugiados han huido a países vecinos en 10 meses de enfrentamientos entre el ejército sudanés, encabezado por el general Abdul Fatá Burhan, y las Fuerzas de Apoyo Rápido, un poderoso grupo paramilitar comandado por el general Mohammed Hamdan Dagalo.

El conflicto estalló en abril en la capital, Jartum, y rápidamente se extendió a otras zonas del país.

Grandi señaló que varios países vecinos de Sudán —Chad, la República Centroafricana, Sudán del Sur y Etiopía— tienen sus propias “fragilidades” y no podrán brindar suficiente asistencia a los refugiados.

Agregó que los refugiados avanzarán hacia países del norte como Túnez, donde se ha documentado que algunos planean cruzar a Europa.

Comentó que la guerra en Sudán se está fragmentando y varias milicias controlan las zonas.

“Las milicias dudan aún menos en perpetrar abusos contra los civiles”, dijo, sugiriendo que eso creará aún más desplazamientos.

Grandi también destacó que los conflictos en lugares como Sudán, la República Democrática del Congo, Afganistán y Myanmar no deberían pasarse por alto durante las guerras en Ucrania y Gaza.

“Gaza es una tragedia, necesita mucha atención y recursos, pero no puede ser a expensas de otra gran crisis como la de Sudán”, afirmó.