La jefa de Comunicaciones de Biden se quedará en su puesto tras anunciar su marcha

·2  min de lectura

Washington, 29 jul (EFE).- La directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, Kate Bedingfield, anunció este viernes que se quedará en su puesto después de haber dicho en julio que iba a abandonarlo, lo que despertó especulaciones sobre su salida a pocos meses de las elecciones legislativas de noviembre.

Según la CNN y The Wall Street Journal, que citan a una fuente familiarizada con la situación, el último día de trabajo de Bedingfield iba a ser el viernes pasado, pero como el presidente estadounidense, Joe Biden, contrajo covid-19 decidió quedarse un poco más para manejar la estrategia comunicativa.

Acabo pensándoselo mejor y decidió quedarse en su cargo, de acuerdo a The Wall Street Journal, que revela que el propio Biden y su jefe de gabinete, Ron Klain, pidieron a Bedingfield que no se fuera.

Bedingfield, que ha sido la directora de comunicaciones de la Casa Blanca desde que Biden asumió el poder en enero de 2021, transmitió este viernes su decisión a sus compañeros de trabajo y les dijo que después de "después de mucho pensar, hablar y reflexionar" había decidido quedarse.

"No he terminado por aquí y hay mucho más buen trabajo que hacer con todos ustedes", afirmó Bedingfield en un correo a sus compañeros de la mansión presidencial.

Su decisión se produce cuando la Casa Blanca se enfrenta a varios desafíos antes de las elecciones de noviembre, como los bajos índices de aprobación de Biden, el miedo a una posible recesión y la inflación, que en junio llegó al 9,1 %, algo no visto desde 1981.

Esas dificultades alimentaron especulaciones entre analistas políticos sobre la marcha de Bedingfield, que era vista como un intento por cambiar la estrategia de comunicación antes de los comicios legislativos, en los que las encuestas vaticinan que perderán al menos su mayoría en la Cámara Baja.

Recientemente, ha habido varios cambios en el equipo de comunicaciones de la Casa Blanca.

Biden trajo de vuelta a la veterana especialista en comunicaciones Anita Dunn para trabajar como asesora, y nombró al que fuera portavoz del Pentágono John Kirby como jefe de Comunicación del Consejo de Seguridad Nacional, que supervisa la política exterior del Gobierno.

Además, a comienzos de mayo se marchó la portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki, que dio paso a Karine Jean-Pierre, la primera mujer afroamericana y abiertamente gay en ocupar el puesto.

El Gobierno de Biden hizo historia a finales de 2020 al anunciar el primer equipo de comunicaciones del Gobierno integrado únicamente por mujeres, algo que se mantuvo así hasta la reciente incorporación de Kirby.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.