Anuncios

FOTOS | El llamativo abrazo de Milei a Zelenski y otras imágenes que quedarán para la historia de la Argentina

El economista libertario Javier Milei juró este domingo "por Dios y por la patria, sobre estos santos evangelios" como nuevo presidente de Argentina en el Congreso de la Nación, en Buenos Aires en un acto en el que estuvieron presentes varios exmandatarios argentinos, como Mauricio Macri y la misma Cristina Fernandez de Kirchner quien abrió el acto protocolario del Congreso.

Entre los presidentes y expresidentes extranjeros que asistieron se encuentran Jair Bolsonaro, expresidente de Brasil; Daniel Noboa, actual mandatario de Ecuador, e incluso el presidente de Ucrania Volodímir Zelenski.

Tras la juramentación, Milei recibió la banda y el bastón presidenciales de manos del mandatario saliente, Alberto Fernández, quien le estrechó la mano y dijo unas breves palabras, tras lo cual salió del recinto.

Después de Milei, le tocó el turno del juramento a la vicepresidenta electa, Victoria Villarruel momento en el que Cristina Fernández dejó la Asamblea Legislativa en manos de su sucesora.

"Es un momento que quedará para siempre en nuestros corazones y queremos agradecerles este gesto de acompañarnos de todos los países del mundo y todas las provincias", dijo la abogada que quedará encargada de la Cámara Alta por el período 2023-2027 para dar por cerrada una sesión que no duró más de 10 minutos.

Primer discurso: estanflación

En su primer discurso como jefe de Estado Milei dijo que aplicará un duro ajuste y que habrá "estanflación" por varios meses, pero prometió que este será el "último mal trago" antes de la "reconstrucción" del país suramericano.

"Lamentablemente tengo que decirlo de nuevo: no hay plata. La conclusión es que no hay alternativa al ajuste y no hay alternativa al shock", aseveró Milei al hablar ante la multitud de seguidores congregados a las puertas del palacio del Congreso argentino.

El mandatario admitió que el plan de "shock" que aplicará tendrá un impacto negativo sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales y la tasa de pobreza e indigencia.

"Habrá estanflación, es cierto, pero no es algo muy distinto a lo que ha pasado en los últimos dos años", precisó.

Milei aseguró que la "herencia" que deja el kirchnerismo es la peor que haya recibido nunca un Gobierno argentino, con déficit financiero y fiscal equivalente al 17 % del PIB, inflación que crece a una tasa anual del 300 %, actividad económica paralizada, una tasa de pobreza del 45 % y un índice de indigencia cercano al 10 %.

Ratificó que aplicará un ajuste fiscal del 5 % del PIB que, prometió, caerá "casi totalmente" sobre el Estado y no sobre el sector privado.

También confirmó que "limpiará" los pasivos del Banco Central y pondrá fin a la emisión monetaria, que a su juicio es la causa de la elevada inflación de Argentina.

Pero puntualizó que la política monetaria actúa con un rezago de entre 18 y 24 meses, por lo que anticipó que la inflación permanecerá alta, y citó pronósticos privados que prevén tasas mensuales de entre el 20 % y el 40 % de aquí a febrero próximo.

Con información de EFE