Jared Kushner describe a Steve Bannon como “un suicida” que “explotó” en la Casa Blanca

·4  min de lectura

Jared Kushner calificó a Steve Bannon de “terrorista suicida” que “estalló” durante su estancia en la Casa Blanca, mientras el yerno del expresidente sigue dando vueltas tratando de suscitar el interés por su nuevo libro de memorias.

El exasesor principal de la Casa Blanca y esposo de Ivanka Trump arremetió contra Bannon en una entrevista en el programa The Hugh Hewitt Show el viernes, tachándolo de persona “divisiva” y acusándolo de “crear pleitos” con otros miembros de la administración Trump.

Aunque el exestratega de la Casa Blanca fue un “gran socio” de Donald Trump durante su campaña presidencial de 2016, Kushner dijo que “el poder se le subió a la cabeza” una vez que entraron en la Casa Blanca.

“Creo que tal vez el poder se le subió a la cabeza un poco, o simplemente... estaba siendo más de lo que era”, señaló sobre Bannon.

“Se volvió muy divisivo. Nos estaba socavando, creando pleitos con sus colegas, y simplemente no nos estaba ayudando a implementar la agenda.”

“Eso fue muy desafortunado, pero una de las cosas que escribo en el libro es - que paso por muchas de las diferentes dinámicas interpersonales - es que terminé por no derrotar a Steve”.

Añadió: “Steve en realidad se derrotó a sí mismo, ya sabes. Su ego se hizo tan grande que estaba haciendo todas estas cosas locas, y al final, como un terrorista suicida, explotó”.

Sus comentarios marcan la última guerra de palabras entre los dos hombres, conocidos por tener una relación tensa desde casi el comienzo de la presidencia de Trump.

En el nuevo libro de Kushner, Breaking History: A White House Memoir, se refiere a su antiguo colega como un “cáncer” y afirma que le amenazó con “partirle por la mitad” durante una discusión especialmente acalorada.

Kushner escribe que ese arrebato en particular se produjo cuando se enfrentó a Bannon porque al parecer había filtrado información sobre Gary Cohn, presidente del Consejo de Asesores Económicos de Trump.

“Steve, tienes que dejar de filtrar información sobre Gary. Estamos tratando de construir un equipo aquí”, afirma que le dijo a Bannon.

Según Kushner, Bannon le contestó que Cohn era “el que estaba filtrando información sobre mí” y le advirtió “no te metas conmigo”.

Steve Bannon y Jared Kushner en la Casa Blanca en 2017 (Getty Images)
Steve Bannon y Jared Kushner en la Casa Blanca en 2017 (Getty Images)

“Jared, ahora mismo, eres el que está socavando la agenda del presidente... y si vas contra mí, te partiré por la mitad. No te metas conmigo”, le advirtió supuestamente.

A pesar de que nunca hubo buena relación entre los dos hombres, Kushner afirma en sus memorias que no se opuso a la decisión de su suegro de conceder a Bannon un indulto presidencial.

Bannon, antiguo jefe del sitio web de derecha Breitbart News y viejo aliado de Trump, se unió a este en su campaña y se convirtió en estratega de la Casa Blanca cuando asumió el cargo.

Sin embargo, fue despedido de su papel apenas unos meses después, en agosto de 2017, en medio de reportes de una creciente disputa con Kushner y otros asesores de alto nivel.

Bannon fue acusado entonces de un amplio esquema de fraude relacionado con la recaudación de fondos para construir el muro fronterizo de Trump entre EE.UU. y México.

El expresidente lo indultó en sus últimos días de mandato.

Bannon se enfrenta ahora a nuevos problemas legales por su apoyo al expresidente.

En julio, fue condenado por desacato al Congreso tras negarse a cumplir una citación para testificar ante la comisión de la Cámara de Representantes que investiga el atentado del 6 de enero en el Capitolio de EE.UU.

Se enfrenta a un mínimo de 30 días de cárcel y una multa de entre US$100 y US$100.000 en su sentencia de octubre.

Por su parte, Kushner se ha dedicado en las últimas semanas a promocionar sus nuevas memorias, calificadas de “demasiado serias y sin alma” en una brutal crítica del New York Times.

El exasesor de Trump también ha negado las insinuaciones de que él podría ser el “informante” que avisó a los agentes federales sobre el conjunto de documentos de alto secreto encontrados en Mar-a-Lago por los agentes federales.

El FBI ejecutó una orden de registro en la casa del expresidente en Palm Beach como parte de una investigación sobre si Trump violó la Ley de Espionaje.

Se incautaron un total de 27 cajas, 11 de las cuales contenían información clasificada. Parte de la información era de la más alta clasificación posible de alto secreto, lo que significa que nunca debería haber salido de la custodia del gobierno.

El viernes, el Departamento de Justicia hizo pública la declaración jurada, muy redactada, diciendo que había “causa probable para creer que otros documentos que contienen [información de defensa nacional] clasificada o que son registros presidenciales sujetos a requisitos de conservación de registros permanecen en estos momentos en las instalaciones”.

“También hay causa probable para creer que se encontrarán pruebas de obstrucción en las instalaciones”, afirma la declaración jurada.

Debido a los nombres tachados, no está claro quiénes son las fuentes del gobierno.

Varias personas, entre ellas la sobrina de Trump, Mary Trump, han especulado con que la denuncia al FBI podría proceder de Kushner. Él niega la acusación.