Un avión chino sobrevuela las islas en disputa con Japón y agrava la crisis

La crisis entre Pekín y Tokio por unas islas disputadas en el mar de China Oriental subió un peldaño el jueves con el sobrevuelo de este archipiélago por parte de un avión chino, denunciado por Japón como la primera violación de su espacio aéreo por parte de China.

Tokio protestó en contra de este sobrevuelo que consideró "extremadamente lamentable" pero que Pekín, que reivindica estas islas administradas por Japón, calificó de "perfectamente normal".

El incidente fue revelado por el gobierno japonés quien explicó que un avión de vigilancia marítima china, un bimotor Harbin Y-12, entró poco después de las 11H00 locales (02H00 GMT), en el espacio aéreo a proximidad de la isla Uotsuri.

Tokio mandó de inmediato unos cazas F-15 japoneses al lugar, precisó el portavoz del gobierno, Osamu Fujimura, quien no informó sobre incidentes entre los aviones de los dos países.

Según el diario Asahi Shimbun, la escuadra nipona estaba integrada por ocho cazas.

Los guardacostas japoneses explicaron por su parte que uno de sus patrulleros había localizado un avión de vigilancia marítimo chino a "unos 15 km al sur de la isla de Uotsuri".

"El patrullero pidió a este avión abandonar el espacio aéreo de nuestro país. La tripulación del avión respondió: 'Estamos en el espacio aéreo chino'", añadieron los guardacostas.

Desde que se agravó el conflicto territorial hace tres meses, buques chinos de vigilancia marítima y de la administración de pesca se cruzan prácticamente cada día a proximidad o en las aguas territoriales de las islas que Japón denomina Senkaku y China Diaoyu.

Pero esta es la primera vez que China envía a un avión tan lejos. Según el ministerio japonés de Defensa, se trata incluso de la primera violación del espacio aéreo nipón por un avión chino.

Desde 1958, Tokio ha contado 34 intrusiones, entre ellas 33 por parte de aviones rusos (o soviéticos) y una por un taiwanés. Tokio hace despegar cazas cientos de veces cada año para significar a aviones, incluidos chinos, que se acercan demasiado al espacio aéreo japonés.

En plena campaña electoral para las elecciones legislativas del domingo, el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, reaccionó al pedir una vigilancia "particular" de las islas que Tokio denominada de Senkaku, situadas a 200 km al este de la costa de Taiwan, quien también las reivindica, y a 400 km al oeste de la isla de Okinawa (sur de Japón).

El gobierno chino por su parte reafirmó su soberanía sobre este territorio.

"El sobrevuelo de las islas Diaoyu por parte de unos aviones de vigilancia marítima chinos es perfectamente normal", declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei.

"China pide a Japón que cese sus actividades ilegales en las aguas y el espacio aéreo de las islas Diaoyu", agregó Hong, que repite que esas islas de mar de China oriental "forman parte íntegra de China" desde siempre.

Esta disputa territorial se envenenó en septiembre tras la nacionalización de parte de estas islas por parte de Japón, quien se las compró a un propietario nipón.

Mitsuyuki Kagami, profesor en la Universidad de Aichi y especialista chino, consideró que la "actitud más agresiva de China podría reflejar la influencia del (antiguo dirigente chino) Jiang Zemin sobre el (nuevo) gobierno Xi Jinping".

Sin embargo, añadió que China no quería entrar en guerra sino "empujar a Japón a sentarse en la mesa de negociaciones para resolver estos conflictos territoriales".

La incursión china tuvo lugar en el 75º aniversario del saqueo de Nankin, símbolo de la humillación en la Historia de China, durante la cual decenas de miles de civiles y militares chinos murieron a manos de las tropas japonesas.

El vuelo de un avión chino sobre un grupo de islas en disputa entre Pekín y Tokio constituyó la primera invasión del espacio aéreo japonés por parte de China, aseguró este jueves el ministerio de Defensa de Japón.

Localización del archipiélago en disputa entre China y Japón

Cargando...