Anuncios

Japón da bienvenida a decisión de EE.UU. de dejar en tierra sus Osprey tras accidente mortal

Tokio, 7 dic (EFE).- El Gobierno japonés ha dado la bienvenida a la decisión adoptada hoy por el Ejército estadounidense de dejar en tierra a todos sus helicópteros Osprey V-22 tras la muerte de ocho de sus soldados en el accidente de uno de estos aparados en Japón.

La inusual decisión se produce después de que una investigación preliminar sobre el accidente mortal ocurrido la semana pasada frente a las costas de la isla de Yakushima, al sudoeste del archipiélago nipón, determinara que la causa habría sido un fallo en el aparato en sí y no de la tripulación.

Las fuerzas armadas estadounidenses decidieron a raíz de esto mantener en tierra a todos los aparatos del mismo tipo que el siniestrado "para mitigar el riesgo mientras continúa la investigación", explicó en un comunicado el Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (AFSOC).

La causa concreta del accidente sigue siendo desconocida.

"La retirada proporcionará tiempo y espacio para una investigación exhaustiva para determinar los factores causales y recomendaciones para garantizar que la flota CV-22 de la Fuerza Aérea regrese a las operaciones de vuelo", añade el texto.

El Comando de Sistemas Aéreos Navales estadounidense, responsable de operar las variantes de la aeronave de la Infantería de la Marina y la Armada anunció en comunicado separado que también dejará en tierra por tiempo indefinido a los aparatos de los que dispone.

El portavoz gubernamental japonés, Hirokazu Matsuno, dio la bienvenida a la decisión del ejército aliado y dijo durante una rueda de prensa que "confirmar la seguridad (de los Osprey) es prioritario antes de hacerlos volar".

El accidente, el último de los múltiples incidentes fatales en los que se han visto envueltos estos aparatos en su relativamente corto período de servicio, planteó renovadas dudas sobre su seguridad y llevó a las fuerzas armadas japonesas a tomar la decisión de dejar en tierra a las 14 unidades con las que cuenta entre sus activos.

"Seguiremos pidiendo a EE.UU. que compartan la información relevante para garantizar la seguridad de las operaciones" de los Osprey, añadió Matsuno.

El Osprey, de fabricación estadounidense, es un avión híbrido que despega y aterriza como un helicóptero, pero puede girar sus hélices hacia adelante y volar mucho más rápido, como un avión, un diseño único que ha sido un factor importante en múltiples incidentes.

(c) Agencia EFE