Anuncios

Japón e Irán se citan en los cuartos de final de la Copa Asia

Ayase Ueda (derecha) celebra con Ritsu Doan tras anotar el tercer gol de Japón en la victoria 3-1 ante Bahréin en los octavos de final de la Copa Asia, el miércoles 31 de enero de 2024. (AP Foto/Thanassis Stavrakis)

DOHA, Qatar (AP) — Japón dio otro paso en busca de una quinta corona de la Copa Asia tras avanzar el miércoles a los cuartos de final con una victoria 3-1 ante Bahréin.

Los japoneses han recuperado la aureola de favoritos al títulos, sacudiéndose de la inesperada derrota 2-1 que sufrieron ante Iraq en la fase de grupos. Se toparán contra Irán en la siguiente ronda.

Ritsu Doan, Takefusa Kubo y Ayase Ueda anotaron los goles que instalaron a Japón en la ronda de los ocho mejores. Bahréin descontó mediante un autogol de Zion Suzuki.

Irán certificó su pase en cuartos al vencer a Siria por penales tras un empate 1-1 al cabo de la prórroga. El choque contra Japón será en el estadio Education City el sábado.

Bahréin sorprendió al avanzar como ganador del Grupo E, por delante de la favorita Corea del Sur. Pero podrían decir que tuvieron la mala suerte de cruzarse en los octavos de final contra Japón, que quedó en la segunda plaza del Grupo D.

Japón abrió el marcador a los 31 minutos cuando el remate desde lejos de Seiya Maikuma remeció un poste y Doan aprovechó el rebote.

Kubo aumentó la diferencia poco después de la reanudación al definir a quemarropa tras un error de la zaga rival.

Bahréin se acercó a los 64 cuando el cabezazo de Sayed Baqer fue repelido por Suzuki. El balón quedó flotando y el arquero japonés intentó atraparlo pero chocó con Ueda, quien trataba de despejar, y el esférico acabó en la red.

Ayase restableció la ventaja de dos goles de Japón ocho minutos después con un disparo rasante al primer palo.

Con un hombre menos por la expulsión de Mehdi Taremi en la prolongación, Irán se impuso 5-3 en la tanda de penales frente a Siria, el equipo del técnico argentino Héctor Cúper.

Taremi puso en ventaja a Irán al transformar un penal a los 34 minutos.

Siria, que por primera vez alcanzó la fase de eliminación directa del torneo, logró igualar también desde los 12 pasos. Omar Khrbin convirtió la pena máxima a los 64 luego que Pablo Sabbag fue derribado por el arquero iraní Alireza Beiranvand.

Se trata de la octava vez consecutiva que Irán accede a los cuartos de final.