Anuncios

Jamenei insta a los ciudadanos a acudir a las urnas mientras crece el descontento en Irán

Decenas de personas hacen cola para votar en las elecciones parlamentarias en un colegio electoral de Teherán, Irán.

Por Parisa Hafezi

DUBÁI, 1 mar (Reuters) - Los iraníes estaban llamados el viernes a las urnas para elegir un nuevo Parlamento en unas elecciones consideradas una prueba sobre la legitimidad del clero en un momento de creciente frustración por los problemas económicos y las restricciones de las libertades políticas y sociales.

El líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, que ha calificado el voto de deber religioso, fue el primero en depositar su voto en Irán.

"Voten cuanto antes (...) hoy los ojos de los amigos y de los que le desean lo peor a Irán están puestos en los resultados. Hagan felices a los amigos y decepcionen a los enemigos", dijo Jamenei en la televisión estatal.

Las elecciones son la primera medición formal de la opinión pública desde que las protestas antigubernamentales de 2022-23 desembocaran en una de las peores agitaciones políticas desde la Revolución Islámica de 1979.

Los gobernantes iraníes necesitan una alta participación para reparar su legitimidad, gravemente dañada por los disturbios. No obstante, las encuestas oficiales sugieren que sólo votará el 41% de los iraníes con derecho a voto. La participación alcanzó un mínimo histórico del 42,5% en las parlamentarias de 2020, mientras que en 2016 participaron alrededor del 62% de los votantes.

La televisión estatal, retratando un estado de ánimo entusiasta general con cobertura en directo desde todo Irán intercalada con canciones patrióticas, emitió imágenes de personas desafiando a la nieve para votar en algunas ciudades y pueblos. Varias personas declararon a la televisión estatal que votaban "para hacer feliz al líder supremo".

Más de 15.000 candidatos optan a los 290 escaños del Parlamento. Los resultados parciales podrían conocerse el sábado.

Testigos dijeron que la mayoría de los centros de votación en Teherán y varias otras ciudades estaban poco concurridos.

(Editado en español por Carlos Serrano)