Jóvenes activistas pasan al centro de las conversaciones sobre el clima en Glasgow

·4  min de lectura
Foto del viernes de una manifestante del grupo Fridays for Future en una marcha en medio del COP 26 en Glasgow

Por William James y Elizabeth Piper

GLASGOW, Escocia, 5 nov (Reuters) - Grupos de activistas tomarán el centro de la cumbre climática de la ONU en Escocia el viernes, culminando una semana de compromisos de gobiernos con una marcha estudiantil, discursos de jóvenes y un iceberg enviado desde Groenlandia al río Clyde de Glasgow para dramatizar la difícil situación del Ártico.

"Esperamos que venga mucha gente y se una a nosotros en las calles, y no solo jóvenes, sino también adultos que apoyan a quienes reclaman más acciones por el clima", dijo la activista Isabelle Axelsson, de 20 años, del movimiento Fridays For Future, que está organizando una marcha que será encabezada por Greta Thunberg.

La cumbre COP26 de la ONU ha dado más reconocimiento a los grupos cívicos como los que dirigen Axelsson, Thunberg y la ugandesa Vanessa Nakate, quienes han aumentando la concientización pública en torno al cambio climático y de cómo su futuro será afectado por las decisiones que se tomen ahora.

Unas horas más tarde, en Washington, se espera que la Cámara de Representantes de Estados Unidos vote sobre un ambicioso proyecto llamado "Reconstruir mejor" del presidente Joe Biden, que incluye 555.000 millones de dólares en medidas diseñadas para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático.

Las negociaciones en Glasgow tienen como objetivo asegurar suficientes promesas de los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente de combustibles fósiles, con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global promedio en 1,5 grados Celsius, que según científicos es un punto de inflexión hacia eventos climáticos más extremos.

El presidente de la conferencia instó a los representantes de cada país a esforzarse más para asegurar compromisos más ambiciosos que puedan detener la marcha del planeta hacia una catástrofe climática.

Hasta ahora, la cumbre ha dado lugar a acuerdos para tratar de eliminar las emisiones de carbono durante las próximas tres décadas, reducir la deforestación y frenar la contaminación por gas metano, que tiene un efecto invernadero mucho más potente aunque de menor duración en relación al CO2

"NUEVA ENERGÍA, MÁS URGENCIA"

La cumbre también ha arrojado una variopinta serie de compromisos financieros, lo que ha fomentado la esperanza en que los planes nacionales para reducir las emisiones realmente se puedan implementar.

"Cada COP en la que he estado en la historia nunca ha tenido la atmósfera de lo que siento hoy aquí en Glasgow: nueva energía, más urgencia, un nuevo sentido de posibilidad", dijo el enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, en una cena de negocios el jueves por la noche.

"Nunca hemos tenido tanta presencia corporativa o compromiso como el que tenemos hoy", sostuvo.

En otras partes del mundo, numerosas autoridades se están organizando con propuestas sobre lo que pueden hacer para promover la acción climática desde casa.

Pero aún no ha surgido una imagen clara de hasta qué punto estas iniciativas voluntarias podrían moderar el calentamiento global.

El jefe de la Agencia Internacional de Energía, Fatih Birol, dijo el jueves que las promesas de reducción de emisiones hechas hasta ahora, si se implementan, podrían restringir el calentamiento a 1,8 grados Celsius. Pero algunos negociadores de la ONU y organizaciones sin fines de lucro dijeron que ese cálculo es demasiado optimista y que hay que trabajar mucho más.

El exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore y Sharma se sentarán el viernes con los grupos de campaña para discutir el progreso logrado hasta ahora y lo que queda sin resolver.

La profesora Gail Whiteman, fundadora del grupo de activistas climáticos Arctic Basecamp, dijo que espera que las acciones de protesta y los eventos de campaña añadan urgencia a las discusiones de la ONU.

El iceberg de Groenlandia, enviado por su grupo a través de Islandia a la costa este de Inglaterra y luego en camión a Glasgow, ahora se balancea en el agua del Clyde.

"Los estudios muestran que si perdemos la nieve y el hielo en el Ártico, amplificaremos el calentamiento global entre 25% y 40%", dijo. "Sentimos que los negociadores aquí tenían que enfrentarse cara a cara con el Ártico, así que trajimos el iceberg".

(Reporte de William James, Elizabeth Piper y Katy Daigle en Glasgow. Editado en español por Marion Giraldo)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.