Anuncios

¿Quién es Iván Archivaldo Guzmán, el hijo más poderoso de “El Chapo”?

En junio de 2005, las autoridades mexicanas detuvieron a Iván Archivaldo Guzmán Salazar, “El Chapito”; sin embargo, los cargos por lavado de dinero, delincuencia organizada y homicidio fueron absueltos por un tribunal federal, luego de que la extinta PGR (Procuraduría General de la República) no pudiera acreditar las acusaciones en contra de uno de los hijos mayores de Joaquín "el Chapo" Guzmán.

La información está contenida en el boletín número 561/05 de la PGR (hoy Fiscalía General de la República), en el que se detalló que Iván Archivaldo y dos sujetos más intentaron fugarse de la Policía Municipal de Zapopan, Jalisco, cuando vieron a una patrulla. Horas más tarde, fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Número 1, “El Altiplano”, en el Estado de México.

En 2008, el magistrado José Guadalupe Luna Altamirano lo exoneró de los delitos que le imputaron y “El Chapito” quedó en libertad por “falta de pruebas”. Quince años después, este funcionario público se encuentra suspendido y acusado de enriquecimiento ilícito.

En junio de 2012, también fue detenido Jesús Alfredo Guzmán Salazar en la ciudad de Guadalajara, Jalisco; pero días después de su arresto fue puesto en libertad debido a la falta de una constancia que acreditara que, efectivamente, se trataba de él a quien el gobierno mexicano y estadounidense estaban buscando, según consta en el boletín número 238/12 de la PGR.

Después de realizar tareas de identificación de varias agencias de seguridad, la PGR llegó a la conclusión de que sí se trataba de él, de Jesús Alfredo, a quien debían aprehender; pero ya era demasiado tarde para detenerlo cuando él, simplemente, ya había desaparecido del mapa.

Cuando apenas tenía 23 años de edad, Ovidio Guzmán López fue señalado por la OFAC (Oficina de Bienes Extranjeros del Tesoro de EEUU) por “ser un miembro importante en las actividades de narcotráfico de su padre”, según consta en un comunicado del Departamento del Tesoro de EEUU.

 (Especial)
(Especial)

El joven que dijo ser “un ranchero humilde que come frijoles con queso y se sienta con pobres o ricos sin hacer menos a nadie”, según detalló una presunta cuenta de redes sociales que ocupaba en aquellos años, fue boletinado en 2012 en las listas de los narcotraficantes más buscados del gobierno estadounidense junto a su medio hermano Iván Archivaldo.

Sin embargo, tras la captura de Ovidio Guzmán López, “El Ratón”, en un operativo emprendido por la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano, la madrugada del 5 de enero de 2023, se debilitó la escisión de “Los Chapitos”, perteneciente al Cártel de Sinaloa; pero está lejos de tener menos poder e influencia en la República Mexicana.

Bajo el mando de “El Chapito”, el verdadero líder de una gran fracción del Cártel del Pacífico, las operaciones del narcotráfico siguen intactas. De acuerdo con algunos estudios, los tentáculos del Cártel de Sinaloa se extienden desde Nueva York, en EEUU, hasta Buenos Aires, en Argentina. Algunos analistas sugieren que la influencia de la organización sinaloense llega hasta países como China o Japón y, actualmente, opera en 50 naciones del mundo y en 17 de los 32 estados del país azteca.

Con solo 39 años de edad, Iván Archivaldo ha establecido alianzas gubernamentales y empresariales para consolidar su poder penetrando a las fuerzas de seguridad, a veces optando por la violencia y, otras tantas, por las amenazas y sobornos.

 (Especial)
(Especial)

Cuando fue recluido en el “El Altiplano”, en el año 2005, los exámenes psicológicos que le aplicaron para conocer el grado de peligrosidad del capo, revelaron que “El Chapito” es una persona “inmadura en su desarrollo e inseguro”. Por si fuera poco, uno de los hijos mayores de “El Chapo” percibe a la figura paterna como “protectora y poderosa”, pero es “distante en las relaciones psicoafectivas”.

En los últimos años, “El Chapito” ha adquirido mayor poder en las zonas de Jesús María, Los Mochis, Batopito, Badiraguato, Culiacán e, inclusive, Mazatlán, en Sinaloa; lo anterior con el poder de asalto e influencia de sus hermanos Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Jesús Guzmán López, todos buscados por el Departamento de Estado de EEUU, por quienes el organismo ofrece cinco millones de dólares por información que lleve al arresto de cada uno.

Se presume que Iván Archivaldo también opera y podría estar escondido en las ciudades turísticas de Guadalajara, Jalisco; en Canelas, Durango; Ciudad Obregón, en Sonora; o en Los Cabos, Baja California.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El metro de la CDMX sigue presentando fallas, esta vez fue en la Línea 1.