Anuncios

Italia vota con la ultraderechista Meloni como favorita

ITALIA-ELECCIONES (AP)
ITALIA-ELECCIONES (AP)

Los italianos votaban el domingo en unas elecciones que podrían dar un brusco giro a la derecha a la política del país en un momento crítico para Europa, mientras la guerra en Ucrania disparaba las facturas de energía y ponía a prueba la determinación de Occidente de mantenerse unido ante la agresión rusa.

Las urnas abrieron a las 7 de la mañana (0500 GMT). Se esperaba que el conteo de las boletas en papel comenzara poco después del cierre a las 23:00 (2100 GMT), y las estimaciones basadas en resultados parciales podrían llegar el lunes de madrugada.

Antes de que se prohibiera publicar sondeos de opinión hace 15 días, la líder de ultraderecha Giorgia Meloni y su partido Hermanos de Italia, de raíces neofascistas, ganaba popularidad y parecía que los italianos podrían estar camino de votar a su primer gobierno de ultraderecha desde la II Guerra Mundial. En un ajustado segundo puesto estaban el ex primer ministro Enrico Letta y su Partido Democrático, de centroizquierda.

Meloni forma pate de una alianza conservadora con el líder antiinmigración de la Liga, Matteo Salvini, y Silvio Berlusconi, que fuera primer ministro en tres ocasiones y lidera el partido Forza Italia que fundó hace tres décadas. La compleja legislación electoral italiana favorece las coaliciones de campaña, de modo que los demócratas están en desventaja porque no consiguieron formar una alianza similar con populistas de izquierdas y centristas.

Si Meloni se convierte en primera ministra, sería la primera mujer que ocupa el puesto en Italia. Pero armar una coalición fiable de gobierno podría tomar semanas.

Casi 51 millones de italianos podían votar.

Sin embargo, las encuestadoras predijeron que la participación podría ser aún más baja que el mínimo histórico del 73% en las elecciones generales anteriores, en 2018. Pese a las muchas crisis en Europa, señalaron, muchos votantes se sienten alejados de la política porque Italia ha tenido tres coaliciones de gobierno desde los últimos comicios, todas lideradas por alguien que no se había presentado a las elecciones.

La votación se celebraba con seis semanas de adelanto después de que el gobierno de unidad de Mario Draghi, formado durante la pandemia, se derrumbara a finales de julio. El presidente de Italia, Sergio Mattarella, no vio más opción que dejar que los votantes eligieran un nuevo parlamento.

Los sondeos de opinión mostraban que Draghi, exdirector del Banco Central Europeo, era enormememente popular. Pero los tres partidos populistas de la coalición boicotearon una opción de confianza asociada a una medida para aliviar la crisis energética. Sus líderes, Salvini, Berlusconi y el ex primer ministro Giuseppe Conte, del Movimiento 5 Estrellas, que es el más grande del parlamento saliente, vieron cómo su popularidad caía mientras la de Meloni crecía.