Anuncios

Israel y Hamas se distancian del optimismo de Biden sobre un acuerdo para el cese al fuego en Gaza

(CNN) -- Funcionarios de Israel, Hamas y Qatar fueron en contra del optimismo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sobre que podría alcanzarse un acuerdo de cese del fuego a cambio de rehenes en Gaza a finales de esta semana, y sugirieron que persisten las diferencias a pesar de que los negociadores trabajan para garantizar un acuerdo.

Biden dijo este lunes durante una aparición pública en una heladería de Nueva York que esperaba que hubiera un alto el fuego en el conflicto entre Israel y Hamas para "el próximo lunes", mientras el número de muertos en Gaza se acerca a los 30.000, según el Ministerio de Salud del enclave.

 

Sin embargo, un funcionario de Israel dijo este martes a CNN que su país estaba "sorprendido de que [Biden] utilizara la palabra lunes y de que utilizara la expresión alto el fuego".

Biden dice que espera que haya un alto el fuego en Gaza el próximo lunes

"No sé sobre qué base lo dijo", dijo el funcionario israelí este martes, que pidió no ser nombrado debido a lo delicado del tema. El funcionario dijo que Israel estaba dispuesto a llegar a un acuerdo en los términos adecuados.

"Israel estará dispuesto a liberar prisioneros [palestinos] incluso hoy si se cumplen las condiciones", dijo el funcionario.

Basem Naim, miembro del buró político de Hamas, declaró este martes a CNN que el grupo no tenía conocimiento de ningún acuerdo de alto el fuego que pudiera negociarse antes del próximo lunes. "No hay nada", afirmó Naim.

Qatar, que junto con Estados Unidos es un mediador clave en las negociaciones entre Israel y Hamas, añadió más cautela este martes e insinuó un plazo diferente al sugerido por Biden.

"Si hubiera un acuerdo, me verían más en una actitud animada", dijo este martes Majed Al-Ansari, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar. "Pero hasta ahora no tenemos un acuerdo y seguimos trabajando en las negociaciones en todos los frentes".

Equipo de Israel parte a París para negociaciones sobre un posible alto el fuego en Gaza y un acuerdo para liberar rehenes

"Hemos visto una trayectoria positiva por el mero hecho de que se están realizando las reuniones, pero aún tenemos que llegar a un acuerdo definitivo, en el que podamos anunciar, con suerte, antes del comienzo del Ramadán, una pausa humanitaria que alivie la tensión y nos permita hacer llegar más ayuda a Gaza y nos permita desescalar".

Está previsto que el Ramadán comience la noche del 10 de marzo, una semana después de la fecha en la que Biden dijo que esperaba ver una resolución.

Ansari dijo que todavía hay desacuerdos sobre "el número, la proporción y los movimientos de tropas", sin dar más detalles. Es probable que se refiera al número de rehenes liberados a cambio de prisioneros palestinos y a la retirada de soldados israelíes de partes de Gaza.

Este lunes, CNN reportó que Hamas dio marcha atrás en algunas demandas clave en las negociaciones para un acuerdo en la entrega de rehenes y una pausa en los combates en Gaza tras la acusación del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sobre que la postura del grupo era "delirante", según dos fuentes con conocimiento de las conversaciones.

Reuters y Al Jazeera informaron este martes que Hamas estaba revisando un borrador de una propuesta para un alto el fuego inicial, de unas seis semanas de duración, durante el cual se intercambiarían 40 rehenes israelíes por 400 prisioneros palestinos.

Los negociadores intentan asegurar un acuerdo de alto el fuego y rehenes entre Israel y Hamas antes del Ramadán

El funcionario israelí confirmó este martes a CNN que se esperaba liberar a unos 40 rehenes en la fase inicial del acuerdo, y que Israel insiste en que se incluya a mujeres soldado en el grupo.

Equipos de Estados Unidos, Egipto, Israel y Qatar se reunieron el viernes en París y el lunes en Qatar.

Casi 30.000 personas han muerto en Gaza desde que Israel emprendió la guerra contra Hamas el 7 de octubre, declaró el Ministerio de Salud del enclave. (Crédito: Mahmoud Issa/Reuters)

Las personas implicadas en las conversaciones han manifestado con anterioridad que es probable que el acuerdo se aplique en varias fases y que, una vez alcanzado un acuerdo inicial, podría dar lugar —efectivamente— a una tregua de hasta seis semanas de duración con la liberación de un grupo de rehenes israelíes, entre ellos mujeres, niños, ancianos y enfermos, a cambio de un número menor de prisioneros palestinos al que Hamas había exigido inicialmente.

Durante la tregua se negociarían temas más delicados, como la liberación de los soldados israelíes varones que son rehenes, la prolongación de las condenas de los presos palestinos, la retirada de las fuerzas de las FDI y el fin permanente de la guerra, además de las cuestiones del "día después".

Al menos 1,7 millones de palestinos de Gaza han sido desplazados a la fuerza, según la ONU. Más de 1,3 millones de personas se han refugiado, hacinadas en la ciudad meridional de Rafah, donde el inminente ataque terrestre israelí ha sembrado el pánico entre la población civil, mucha de la cual huyó de los combates en el norte.