Anuncios

Israel y EEUU dicen que no habrá liberación de rehenes en Gaza antes del viernes

Por Bassam Masoud y Emily Rose

GAZA/JERUSALÉN, 23 nov (Reuters) - La liberación de rehenes en el marco de una tregua temporal entre Israel y los milicianos palestinos de Hamás no se producirá antes del viernes, según Estados Unidos y el asesor de seguridad nacional de Israel, frustrando las esperanzas de los familiares de que algunos fueran liberados el jueves.

Israel y Hamás acordaron a primera hora del miércoles un alto el fuego en Gaza durante al menos cuatro días, para permitir la entrada de ayuda humanitaria y liberar al menos a 50 rehenes retenidos por militantes en el enclave a cambio de al menos 150 palestinos encarcelados en Israel.

Aún no se ha anunciado oficialmente la hora de inicio de la tregua ni la liberación de los rehenes capturados por Hamás durante su ataque del 7 de octubre contra Israel. Una fuente de seguridad egipcia dijo que los mediadores habían intentado fijar una hora de inicio a las 10 de la mañana (0800 GMT) del jueves.

El jueves por la mañana, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar, Majid bin Mohamed Al Ansari, dijo que en las próximas horas podría anunciarse el comienzo de la tregua. Qatar ha estado mediando en las negociaciones sobre la tregua.

"Las negociaciones sobre la liberación de nuestros rehenes avanzan y continúan constantemente", dijo el consejero israelí de Seguridad Nacional, Tzachi Hanegbi, en un comunicado difundido por la oficina del primer ministro.

"El inicio de la liberación tendrá lugar según el acuerdo original entre las partes, y no antes del viernes", añadió.

La portavoz de la Casa Blanca, Adrienne Watson, dijo que se estaban ultimando los detalles logísticos para la liberación. "Eso va por buen camino y esperamos que la puesta en marcha comience el viernes por la mañana", dijo Watson.

Sin embargo, los combates no cesaron a primera hora del jueves.

Medios de comunicación palestinos informaron que la aviación y la artillería israelíes atacaron en al menos dos oleadas la ciudad de Jan Yunis, en el sur de Gaza, y mataron a 15 personas. También se registraron ataques en otras zonas de Gaza, como los campos de Jabalia y Nuseirat.

Israel declaró que sus fuerzas habían llevado a cabo ataques aéreos contra más de 300 objetivos de Hamás durante el último día. Reuters no pudo verificar estas informaciones de forma independiente.

En Israel, las sirenas que advertían de la llegada de cohetes desde Gaza sonaron en las comunidades cercanas a la frontera con el enclave, según informó el ejército. No se registraron daños ni heridos.

La cadena pública israelí Kan, basándose en un responsable israelí no identificado, informó de un retraso de 24 horas en la tregua debido a que el acuerdo no había sido firmado por Hamás y el mediador Qatar. El responsable dijo que se sentían optimistas por el acuerdo se lleve a cabo cuando se firme.

"Nadie dijo que habría una liberación mañana, excepto los medios de comunicación... Tuvimos que dejar claro que no está prevista ninguna liberación antes del viernes, debido a la incertidumbre a la que se enfrentan las familias de los rehenes", dijo según la agencia Kan una fuente de la oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Medios de comunicación israelíes, basándose en responsables anónimos, informaron que la pausa en los combates con Hamás tampoco comenzaría antes del viernes. El sitio web israelí de noticias Ynet informó que Israel aún no había recibido los nombres de los rehenes cuya liberación estaba prevista por Hamás.

Desde el ataque de Hamás al sur de Israel, que sorprendió al Gobierno y conmocionó a los israelíes, cinco rehenes han sido recuperados con vida. Israel afirma que murieron 1.200 personas, en su mayoría civiles, y unos 240 rehenes de distintas nacionalidades tomados como rehenes por atacantes islamistas.

En represalia, Israel ha sometido a Gaza, gobernada por Hamás, a un asedio y un bombardeo incesante. Más de 14.000 gazatíes han muerto, alrededor del 40% de ellos niños, según responsables médicos del territorio.

"NECESITAMOS SABER SI ESTÁN VIVOS"

Netanyahu no hizo mención alguna a un posible retraso en la aplicación del acuerdo durante una conferencia de prensa celebrada a última hora del miércoles. El comunicado de Hanegbi se hizo público una hora después de la rueda de prensa.

"Necesitamos saber si están vivos, si están bien. Es lo mínimo", dijo Gilad Korngold, que afirmó que el acuerdo entre Israel y Hamás solo le reconfortaba un poco y que era uno de los que seguían esperando noticias de sus familiares. Siete miembros de su familia, incluida su nieta de 3 años, fueron tomados como rehenes.

"Quiero que vuelvan todos. Pero creo —y es una decisión muy difícil— que los niños y las mujeres deben estar (primero). Son los más frágiles... tienen que salir".

Estados Unidos también esperaba que la ayuda comenzara a llegar a Gaza en grandes volúmenes en los próximos días, dijo el portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

Los 50 rehenes serían liberados a lo largo de cuatro días a un ritmo de al menos 10 diarios, dijo la oficina de Netanyahu. La tregua podría ampliarse día a día siempre que se liberaran 10 rehenes más cada día, añadió.

El Ministerio de Justicia israelí publicó una lista de 300 nombres de prisioneros palestinos que podrían ser liberados.

Hamás dijo que los 50 rehenes iniciales serían liberados a cambio de 150 mujeres y niños palestinos encarcelados en Israel. Cientos de camiones con suministros humanitarios, médicos y de combustible entrarían en Gaza, mientras que Israel detendría todas las incursiones aéreas sobre el sur de Gaza y mantendría una ventana de exclusión aérea diaria de seis horas durante el día en el norte, según Hamás.

El acuerdo de tregua, el primero en una guerra de casi siete semanas, se alcanzó tras la mediación de Qatar y ha sido considerado por Gobiernos de todo el mundo como un alivio potencial del sufrimiento de los civiles en la Franja de Gaza.

Gaza es "el lugar más peligroso del mundo para ser niño", declaró el miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU Catherine Russell, directora de UNICEF, la agencia de las Naciones Unidas para la infancia. Más de 5.300 niños palestinos han muerto desde el 7 de octubre, según Russell.

(Información de las oficinas de Reuters; información adicional de Jeff Mason en Washington; redacción de Grant McCool y Raju Gopalakrishnan; edición de Cynthia Osterman y Simon Cameron-Moore; editado en español por Flora Gómez)