Israel y EAU quieren reforzar aún más sus lazos tras dos años de normalización

·4  min de lectura

Jerusalén, 15 sep (EFE).- Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU) se comprometieron hoy a fortalecer aún más sus vínculos en el segundo aniversario de la firma de los Acuerdos de Abraham, en una visita al Estado judío del máximo representante de la diplomacia emiratí, que fue recibido en Jerusalén por las principales autoridades israelíes.

El primer ministro en funciones de Israel, Yair Lapid, se reunió con una delegación encabezada por el titular de Exteriores emiratí, Abdullah bin Zayed al Nahyan, con quien trató formas para "continuar reforzando los lazos" entre ambos países, perfilar su creciente asociación estratégica y aumentar aún más sus vínculos económicos.

En su encuentro, dividido en una reunión privada y otra más amplia con sus respectivos equipos, "trataron el desarrollo económico continuo" y su cooperación en ámbitos como agricultura, energía, agua o seguridad alimentaria, destacó en un comunicado la oficina del primer ministro israelí, que mostró también el deseo que otros países árabes se sumen al impulso "de estrechar lazos" con Israel.

Desde que se normalizaron las relaciones hoy hace dos años con la firma de los Acuerdos de Abraham -en que Israel también formalizó vínculos con Baréin-, EAU es con quien el Estado judío ha acelerado más su acercamiento, motivado por sus desarrolladas economías, intereses comerciales o la intención de promover sus industrias turísticas.

Al Nahyan estuvo ya en Israel el pasado marzo, por la Cumbre del Néguev, en la que el Estado judío hizo de anfitrión para reunir a los ministros de Exteriores de EAU, Baréin, Marruecos, Egipto y EE.UU., la mayoría de ellos por primera vez en territorio israelí.

Sin embargo, esta es la primera ocasión en que un cargo emiratí de alto rango como Al Nahyan visita oficialmente Israel para mantener exclusivamente encuentros bilaterales con sus autoridades, por lo que Lapid calificó su estancia de hoy como "histórica".

Según agregó, su visita potencia la nueva "arquitectura regional" que Israel ha construido con Emiratos estos dos años, en que más allá del vínculo institucional también se están fomentando las relaciones entre sector privado y empresas punteras de ambos países.

"Hemos dado grandes pasos desde el año pasado", pero esto es solo "la superficie del potencial de cooperación" aún más amplio que se puede alcanzar, aseguró Lapid, que remarcó que hay otros sectores clave como la cibernética o la seguridad donde los vínculos se pueden profundizar todavía más.

Antes de su encuentro con Lapid, la delegación de Al Nahyan fue recibida por el presidente israelí, Isaac Herzog. Posteriormente visitó también el Museo del Holocausto de Jerusalén, en memoria del genocidio nazi contra seis millones de judíos, donde realizó una ofrenda floral e instó a "dar pasos valientes para construir un puente de paz para las generaciones futuras".

"Mi presencia hoy aquí nos recuerda las lecciones que nos enseña la Historia y la gran responsabilidad que tenemos de practicar la tolerancia para la construcción de nuestras comunidades", declaró.

Los Acuerdos de Abraham -auspiciados por la Administración de Donald Trump- significaron una amplia puerta de entrada para Israel al mundo árabe. EAU y Baréin fueron los primeros países árabes con los que el Estado judío establecía relaciones formales tras Egipto (1979) y Jordania (1994). Más tarde les siguieron Sudán -con quien no hay pacto final-, y en diciembre de 2020, Marruecos.

Todo ello se produjo mientras el liderazgo palestino veía con frustración como los países árabes dejaban de lado la cuestión de la causa palestina para establecer vínculos abiertos con Israel.

Eso implicó una ruptura con la llamada Iniciativa Árabe de 2022, consensuada por la mayor parte de países árabes.

Esta condicionaba la normalización con Israel al fin de la ocupación sobre territorio palestino y a la creación de un Estado palestino independiente, unas exigencias que el mundo árabe sigue haciendo a Israel, aunque cada vez tienen menos peso.

Desde 2020 no ha habido ningún otro país que se haya adherido formalmente a los Acuerdos de Abraham, pero se han producido avances bajo el radar con países como Arabia Saudí, Omán o Catar.

También se han distendido las relaciones con Jordania y Turquía, país este último no árabe pero muy influyente en la región, y habría avances con naciones de mayoría musulmana como Mauritania o Indonesia, todo un contexto que hace que Israel contemple sus perspectivas de futuro de cara al exterior con optimismo.

(c) Agencia EFE