Anuncios

Israel se dice comprometido a eliminar a Hamás tras final de la tregua

Jerusalén, 1 dic (EFE).- El gobierno de Israel dijo este viernes que está "comprometido a lograr los objetivos de guerra", incluyendo la eliminación total de Hamás, tras la ruptura de la tregua con el grupo islamista que marcó la reanudación de los combates, pese a la presión internacional para un cese el fuego.

"La organización terrorista Hamás-Estado Islámico violó el plan, no cumplió con su deber de liberar hoy a todas las mujeres secuestradas y lanzó cohetes contra los ciudadanos de Israel", indicó la oficina del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en un comunicado.

"Con el regreso a los combates enfatizaremos que el gobierno israelí está comprometido a lograr los objetivos de la guerra: liberar a nuestros rehenes, eliminar a Hamás y garantizar que Gaza nunca más represente una amenaza para los residentes de Israel", añadió.

El intercambio de fuego se reanudó a primera hora de la mañana de este viernes tras una tregua de siete días que permitió la liberación de 105 rehenes capturados por el grupo islamista, a cambio de la liberación de 240 prisioneros palestinos, todos ellos mujeres y menores.

Poco antes de las 6.00 hora local (4.00 GMT), comenzaron a activarse las sirenas antiaéreas en localidades israelíes cercanas a la Franja de Gaza, como Sderot, Holit, Nir Itzhak y Nahal Oz.

De su lado, el Ejército israelí reanudó los bombardeos a todo lo largo de la Franja, desde la ciudad de Gaza y Jabalia, en el norte del enclave palestino, hasta Jan Yunis y Rafah, en el extremo sur.

Además, los milicianos de Hamás se enfrentan a las fuerzas israelíes terrestres en la vía Salah Al Din, que servía para la evacuación de desplazados desde norte hacia el sur de la Franja.

El portavoz del Ejército, Daniel Hagari, advirtió anoche -antes de la ruptura de la tregua- de que Israel estaba listo para reanudar los combates.

"Las Fuerzas de Defensa de Israel están preparadas para continuar la guerra. Estamos preparados para nuestra ofensiva en todo momento. Estamos dispuestos a atacar a cualquier hora. Mantenemos un alto nivel de preparación, en todas las fronteras y en todas las áreas", dijo en un videomensaje.

La tregua, que se había iniciado el 24 de noviembre, supuso una pausa a la guerra que estalló el 7 de octubre tras un ataque del brazo armado de Hamás que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes hacia Israel y la infiltración de unos 3.000 milicianos que masacraron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 240 en aldeas israelíes cercanas a la Franja de Gaza.

Desde entonces, y hasta el día en que comenzó la tregua, las fuerzas de Israel mantuvieron una implacable ofensiva por aire, tierra y mar sobre el enclave palestino que ha dejado más de 15.000 muertos, otras miles de personas sepultadas bajos los escombros, y casi dos millones de desplazados que viven una grave crisis humanitaria ante el colapso de los hospitales y la escasez de vivienda, agua potable, alimento, medicinas y electricidad.

Estados Unidos, el principal socio de Israel, advirtió anoche al Estado judío contra la reanudación de los combates, a menos de que tuviera un plan concreto para evitar muertes y desplazamientos masivos entre los gazatíes civiles.

(c) Agencia EFE