La isla de Pascua cambia de nombre: se llamará Rapa Nui, su nombre originario

LA NACION

SANTIAGO , Chile.- La Isla de Pascua , conocida en el mundo entero por sus gigantescas estatuas de piedra, se encamina a cambiar de nombre por Rapa Nui, su nombre nativo, mientras sus dirigentes celebran la entrada en vigor de una ley que restringe la permanencia de visitantes.

Como forma de rescatar su cultura, el gobierno chileno anunció que impondrá "suma urgencia" a una ley que se encuentra en el Congreso desde 2016, para cambiar su nombre oficial a Rapa Nui-Isla de Pascua. Con esta indicación, se debería analizar la iniciativa en los próximos 15 días.

"Queremos hacer un acto de reconocimiento histórico, de reivindicación: reconocer el origen y la historia milenaria de la isla", declaró el presidente de Chile , Sebastián Piñera .

Entre tanto desde ayer está en vigencia otra medida muy esperada por los pobladores locales: de ahora en adelante los turistas sólo podrán permanecer un máximo de 30 días, en un intento de regular el crecimiento demográfico que está amenazando la sustentabilidad de este territorio.

Con 116.000 turistas al año y una población de 7750 personas, la Isla de Pascua trató durante años que el gobierno chileno regulara la llegada de visitantes, un sueño hecho realidad con el que esperan que nunca se pierda el brillo nativo.

La clave del problema, según los isleños, no es la cantidad de turistas, sino que gran parte de quienes llegan como visitantes se establecen de manera permanente: en los últimos 15 años se duplicó la población.

Los isleños se quejan de que la masiva presencia de "los conti", como llaman a quienes vienen del resto de Chile, está agotando los recursos naturales, como el agua y la energía eléctrica. La superpoblación generó además un problema con la basura, que pone en riesgo la sustentabilidad.

Además de limitar la permanencia tanto para extranjeros como para chilenos no nativos, a partir de ahora quienes quieran visitar la isla deberán llenar un formulario especial, tener una reserva de hotel o presentar una carta de invitación de un isleño, y mostrar pasajes de ida y vuelta.

Mónica Zalaquett, subsecretaria de Turismo de Chile, dijo que se están tomando medidas desde este año para evitar que la isla deba cerrar más adelante a los visitantes ajenos al territorio, "lo que sería terrible para el país".

Como turistas "pueden entrar todas las personas que quieran disfrutar de la isla", aclaró sobre la nueva regulación.