Isabel II ve como una de sus tradiciones más arraigadas pende de un hilo

·4  min de lectura

Isabel II es gran amante de las tradiciones y año tras año cumple con ellas fielmente. Sin embargo, la pandemia le ha hecho variar algunas y otras adaptarlas a la nueva normalidad. Una que aún está en el aire es cómo pasara la soberana británica y su familia la Navidad, cuando la segunda ola del brote está instalada en Europa y los Gobiernos están decretando duras medidas para contenerla. Cada finales de diciembre, los Windsor acostumbran a pasar un tiempo en la finca de Sandringham y acuden el 25 de diciembre a un servicio religioso en la iglesia de SantaMaría Magdalena, pero esta costumbre podría peligrar este año, aunque de momento el Palacio de Buckingham ya se ha apresurado a aclarar que no se ha tomado una decisión al respecto porque aún es ponto para hacerlo. La situación del Reino Unido y el resto de países cambia por días, así que la Casa Real prefiere ser cauta antes de anunciar algún cambio, si es que lo hubiera, sobre el que se pronunciará cuando se esté más cerca de las navidades.

VER GALERÍA

Los duques de Cambridge con sus hijos
Los duques de Cambridge con sus hijos

La noticia saltó cuando el periódico The Express informó que los miembros de la Familia real se perderían este año las festividades y que se quedarían en sus propias residencias el día de Navidad. Por regla general, los Windsor acuden a dos servicios religiosos: uno privado y otro público, donde se dan un baño de multitudes alrededor de la iglesia de Santa María Magdalena para ver a la Reina, al príncipe Carlos, con la duquesa de Cornualles o a los duques de Cambridge o a los de Sussex. Isabel II invita a su familia, incluidos nietos y bisnietos a pasar este periodo en Sandringham, pero, de momento, en Gran Bretaña existe la limitación de que las reuniones con familiares o amigos queden limitadas a seis personas, una restricción que no se sabe si seguirá vigente dentro de dos meses.

VER GALERÍA

George y Charlotte de Cambridge
George y Charlotte de Cambridge

- Isabel II da un importante paso sin su marido

- Isabel II, acompañada del príncipe Guillermo, acude a su primer acto oficial tras siete meses de confinamiento

Si esta celebración se cancela sería la tercera vez en los 68 años de reinado de la monarca que no acuda a la misa de navidad con su familia. En 1953, durante su segunda Navidad como monarca, la joven reina Isabel se la perió por encontrarse en Nueva Zelanda, como parte de una gira por la Commonwealth. Muchas décadas más tarde, en el año 2016, un fuerte resfriado la impidió acudir. A pesar de su ausencia, en esos años sí que estuvieron algunos miembros de la realeza. Isabel II lleva desde 1988 desplazándose a esta finca de Norfolk, antes de ese año celebraba la Navidad en el Castillo de Windsor y asistía a misa en la capilla de San Jorge, de la imponente propiedad, donde se casaron los duques de Sussex o Eugenia de York y Jack Brooksbank, entre otros muchos.

VER GALERÍA

Los duques de Cambridge con los duques de Sussex y el príncipe Carlos
Los duques de Cambridge con los duques de Sussex y el príncipe Carlos

La Navidad del año pasado supuso el debut de George, de siete años, y Charlotte, de cinco en Sandringham. Los duques de Cambridge y sus hijos acostumbran a pasar este periodo vacacional en su casa de campo de Anmer Hall, que está muy cerca de la residencia real. Fue entonces cuando se vio a los pequeños príncipes saludar a los curiosos que habían ido a verlos. Seguramente el príncipe Guillermo y su familia más cercana repetirán plan, a pesar de que se suspenda la misa del día de Navidad. Lo que también está pendiente es saber si el príncipe Harry y Meghan Markle regresarán a Reino Unido o si permanecerán en California, donde residen, para evitar viajes internacionales.

Además de la misa, la Familia Real británica participa en la costumbre alemana de darse regalos en Nochebuena, una tradición que inició el príncipe Alberto, marido de la reina Victoria. Lejos de agasajarse con grandes obsequios compran los detalles más baratos y humildes a modo de broma, una especie de ‘amigo invisible’ pero con miembros de la realeza inglesa. Tras la misa de Navidad, todos regresan a la finca para disfrutar de una cena navideña a base de puré de patatas, chirivías salteadas con parmesano, zanahorias, salsa y coles de Bruselas. Tras el banquete suelen sentarse frente al televisor para escuchar el mensaje de Navidad de la soberana, según informa el Daily Mail.

Haz click para ver el documental de Isabel II, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!