Anuncios

El invierno llegará con retraso a Pekín, mientras el norte de China disfruta de un clima cálido

Personas con mascarillas esperan en una intersección del Distrito Central de Negocios (CBD) de Pekín, mientras la ciudad está envuelta en niebla tóxica

Por Ethan Wang y Ryan Woo

PEKÍN, 2 nov (Reuters) - Se espera que el invierno llegue tarde, y de forma repentina, a Pekín este año, ya que las temperaturas diurnas rondan los 20 grados Celsius, bañando la capital en una cálida niebla tóxica, mientras otras partes de China disfrutaban de máximas récord por encima de los 30 grados.

El comienzo oficial del invierno en la capital podría producirse el 6 de noviembre, según informó el miércoles el diario estatal Běijīng Rìbào, casi una semana más tarde que en años anteriores, y se espera que las temperaturas medias desciendan más de 10 grados.

El tiempo en muchas partes de China seguía siendo cálido en noviembre, con ciudades en las provincias orientales y centrales como Shandong, Anhui, Jiangsu y Henan todavía registrando temperaturas superiores a 30 grados.

Hasta las 14.00 horas (06.00 GMT) del miércoles, más de 600 estaciones meteorológicas de toda China habían registrado temperaturas que superaban los máximos históricos de noviembre, según la agencia oficial de noticias Xinhua.

Una estación de la ciudad de Jinan, en el este de China, registró una temperatura media de 25ºC el miércoles, 12,6ºC más de lo normal, un nivel similar al nivel observado a finales de agosto, dijo Jim Yang, investigador de la Administración Meteorológica de China, en la red social X.

Pekín registró el mes pasado su segundo octubre más cálido en más de 60 años. Las temperaturas también fueron, de media, 3,4ºC más altas de lo normal en los últimos 10 días del mes, un récord para el mismo periodo desde 1961.

Junto con el calor, la niebla tóxica ha envuelto Pekín y sus alrededores durante días.

El jueves, se prevé que la niebla densa y espesa envuelva por quinto día regiones como Pekín y las ciudades circundantes, y que la visibilidad descienda por debajo de los 200 metros en algunas zonas de la provincia de Hebei, según el Centro Meteorológico Nacional de China.

Expertos citados por medios de comunicación estatales afirman que las recientes condiciones meteorológicas, "inusuales" y propias del verano, se debieron a corrientes de aire frío más débiles de lo habitual, que también habían provocado un tiempo brumoso persistente con una fuerte contaminación atmosférica que envolvía la ciudad.

Se espera que en los próximos días las temperaturas desciendan bruscamente en todo el norte de China. Ciudades del noreste como Shenyang, Changchun y Harbin experimentarían un brusco descenso de más de 15C.

Otras ciudades como Pekín, Zhengzhou, Jinan, Xian y Shijiazhuang experimentarán un brusco descenso de entre 10 y 15ºC.

(Reporte de Ethan Wang, Ryan Woo y Shanghai Newsroom; Edición de Simon Cameron-Moore; editado en español por Tomás Cobos)