Anuncios

Investigan a policía por someter con descargas eléctricas a migrante

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., noviembre 9 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General del Estado (FGE) y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) investigan a cinco agentes de la Policía Municipal de Tapachula, que detuvieron y sometieron a un migrante haitiano con descargas eléctricas.

La Fiscalía Especial de Inmigrantes abrió el registro de atención 0572-089-1201-2022, por la probable comisión de hechos delictivos, con el cual se da trámite a la investigación.

Sobre el caso, la CEDH inició el expediente de queja 0690/2022, por el presunto uso desproporcionado de la fuerza pública.

Ambas instituciones solicitarán informes a la corporación policíaca y al ayuntamiento para integrar un dictamen y resolver la procedencia de probables sanciones.

Fuentes del ayuntamiento de Tapachula indicaron que la autoridad reconoció que los agentes que aprehendieron al extranjero, acusado de asaltar en una terminal de autobuses de pasajeros, incurrieron en excesos, y se comprometieron a indagar la denuncia.

Se indicó que cuando fue la detención, en septiembre pasado, el migrante lesionó a un policía. Intentó huir y fue puesto a disposición ministerial por el delito de asalto con violencia, lesiones y resistencia a la autoridad.

En la videograbación difundida el martes en redes sociales se observa a los policías que someten al extranjero, y una agente policíaca con un artefacto, o teaser, le aplica descargas en distintas partes del cuerpo.

Los hechos ocurrieron a principios de septiembre afuera de una vivienda en la 3a calle poniente y 16 avenida norte. En la escena dos policías forcejean con el migrante, que está sin camisa y es doblegado en el piso.

La mujer policía se acerca con el aparato de electro choques y le aplica descargas próximas a la costilla izquierda. Una segunda mujer policía participa también en los hechos.

La descarga provoca un grito del hombre y risas, supuestamente, de los agentes que rodean al caído. La uniformada repite el castigo, incluso a la altura de la nuca.

El hombre grita de dolor. "Mamá", se escucha que refiere alguien de la concurrencia. "Se cortó!, a la ver...!", exclama la misma persona.

Al final del video, de un minuto y 18 segundos de duración, se ven manchas de sangre en el cuerpo del dominado.