Anuncios

Investigan en Brasil a un hijo de Bolsonaro por supuesto espionaje político

ARCHIVO - Flávio Bosonaro, centro, y Carlos Bolsonaro, hijos del expresidente brasileño Jair Bolsonaro, acuden a una ceremonia de confirmación oficial de los resultados de la elección presidencial que ganó su padre, en la Corte Suprema Electoral, en Brasilia, Brasil, el 10 de diciembre de 2018. (AP Foto/Eraldo Peres, archivo)

RÍO DE JANEIRO (AP) — La policía federal de Brasil ejecutó el lunes una orden de registro en la casa y la oficina de Carlos Bolsonaro, hijo del expresidente Jair Bolsonaro y concejal de la ciudad de Río de Janeiro, dos días después de que el Supremo Tribunal Federal concedió las órdenes.

La policía informó en un comunicado que ejecutó nueve órdenes de registro el lunes como parte de una investigación más amplia en torno a la agencia de inteligencia del país y un presunto espionaje a opositores políticos durante la presidencia de Bolsonaro, la cual finalizó en diciembre de 2022.

En una decisión difundida el lunes, el juez del Supremo Tribunal Federal Alexandre de Moraes dijo que la policía afirmó que ha identificado al grupo al que supuestamente pertenece Carlos Bolsonaro, el cual “vigilaba a ‘enemigos políticos’ y buscaba información sobre la existencia de investigaciones relacionadas con el hijo del entonces presidente de la república, Jair Messias Bolsonaro”.

Imágenes transmitidas por el canal GloboNews mostraron a Carlos y a su padre afuera de la residencia de éste en Angra dos Reis, al sur de Río de Janeiro. La policía registró la casa del expresidente en busca de cualquier dispositivo electrónico, como teléfonos o laptops, que fueran propiedad de su hijo.

Los dos hombres, junto con dos de los hermanos de Carlos – el diputado Eduardo y el senador Flávio–habían salido a pescar desde las 5 de la mañana cuando se enteraron de las órdenes de registro, detalló el abogado del expresidente, Fabio Wajngarten, en X.

Eduardo Bolsonaro, legislador federal, se quejó en X de que la policía también incautó equipo que le pertenece a un asesor del presidente que de casualidad se encontraba en la residencia al momento del operativo policial, a pesar de que el asesor no estaba incluido en la orden de registro.

En entrevista con O Globo, uno de los principales diarios independientes del país, Flávio acusó a la policía de “salir a pescar”.

El abogado de Carlos Bolsonaro no respondió de momento a una solicitud de comentarios de la AP y no ha comentado públicamente sobre el registro policial.

El operativo del lunes se produce días después que la policía federal allanó la oficina y vivienda del exdirector de la agencia de inteligencia durante la presidencia de Bolsonaro, Alexandre Ramagem, y de otra docena de personas.

Los comunicados de la policía y documentos del Supremo Tribunal Federal del país muestran que la policía investiga a un grupo del “crimen organizado” que operaba dentro de la agencia de inteligencia, conocida por su acrónimo en portugués ABIN, durante el mandato de Bolsonaro. El grupo presuntamente empleó las herramientas y servicios de la agencia con fines políticos y para beneficio personal.

El grupo también es sospechoso de tratar de interferir con investigaciones abiertas de la policía, algunas de las cuales tienen como objetivo o involucran a otros dos hijos de Bolsonaro: Jair Renan y Flávio.

La policía sospecha que con Ramagem al frente, la ABIN usó un software conocido como FirstMile, desarrollado por la compañía israelí Cognyte, “para monitorear a individuos y autoridades públicas... con el objetivo de crear historias falsas”, según documentos del Supremo Tribunal Federal.

El software permite la geolocalización de celulares. De Moraes, dijo en su decisión que la policía ha identificado que el software fue utilizado más de 60.500 veces entre 2019 y 2021.

O Globo, que dio a conocer la noticia en mayo pasado, informó que agentes del ABIN usaron el software para vigilar a políticos y periodistas.

El comunicado del lunes de la policía señalaba que el más reciente operativo buscaba avanzar en el lado político de la investigación, a fin de “identificar a los principales destinatarios y beneficiarios de la producción ilícita de información”.

El domingo por la noche, Jair Bolsonaro transmitió en vivo durante dos horas y media por redes sociales junto con tres de sus hijos, entre ellos Carlos. La transmisión se realizó desde una vivienda en la ciudad costera de Angra dos Reis.

En el video, los Bolsonaro defienden a Ramagem y critican la investigación. El expresidente calificó como “fantasiosa” la idea de una unidad de inteligencia paralela.

Medios brasileños han publicado artículos sobre los vínculos de Ramagem con la familia Bolsonaro desde la campaña presidencial de 2018. Ramagem, que entonces era agente de la policía federal, fue uno de los coordinadores de seguridad de Jair Bolsonaro, reportó O Globo. En una foto ampliamente difundida por medios locales, aparece con una gran sonrisa en una fiesta de Año Nuevo 2018-2019 junto con Carlos Bolsonaro y sus esposas de entonces.

Bolsonaro nombró a Ramagen para dirigir la ABIN en mayo de 2019. El presidente previamente lo había designado como jefe de la policía federal, pero no tardó en dar marcha atrás ante las crecientes críticas debido a que Ramagen era visto como una persona demasiado cercana a la familia del presidente, y podría darles un trato preferencial.

En una entrevista televisiva en marzo de 2020, Gustavo Bebianno, quien había sido uno de los principales colabores y miembros del gabinete del expresidente hasta el momento de su despido, dijo que Carlos había hablado con él sobre la posibilidad de crear una unidad paralela de inteligencia dentro de la agencia.

“Un buen día aparece Carlos con el nombre de un detective federal y de tres agentes que conformarían una ABIN paralela, porque no confiaba en la ABIN”, dijo Bebianno al programa de televisión Roda Viva poco antes de morir en 2020. “Le aconsejamos al presidente que no hiciera nada de eso. Después de mi salida, no sé si esto se implementó o no”. Bebianno falleció menos de dos semanas después debido a un ataque cardiaco repentino, según su familia.

O Globo, con sede en Río de Janeiro, informó que las autoridades habían incautado una computadora perteneciente a la ABIN en una de las direcciones mencionadas en las órdenes. El departamento de prensa de la agencia dijo a The Associated Press que investigaba la información.