Anuncios

Investigación ONU: Irán es responsable de la "violencia física" que mató a Mahsa Amini en 2022

En esta imagen de archivo, una mujer sostiene un cartel con una fotografía de la iraní Mahsa Amini durante una protesta contra su muerte, en Berlín, Alemania, el 28 de septiembre de 2022. (AP Foto/Markus Schreiber, archivo)

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Irán es responsable de la “violencia física” que causó la muerte de Mahsa Amini en septiembre de 2022 y provocó protestas en todo el país contra las leyes que obligan a las mujeres a cubrirse la cabeza con un velo, o hiyab, y contra la teocracia gobernante, dijo el viernes una misión de investigación de Naciones Unidas.

La dura afirmación se incluyó en un amplio informe inicial presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU por parte de la Misión de Investigación sobre Irán.

La pesquisa determinó también que la República Islámica realizó “un uso innecesario y desproporcionado de la fuerza letal” para sofocar las manifestaciones que surgieron tras la muerte de Amini, y que las fuerzas de seguridad iraníes agredieron sexualmente a los detenidos.

Durante la represión, que duró varias semanas, murieron más de 500 personas y más de 22.000 fueron detenidas.

Irán no comentó de inmediato el reporte y funcionarios iraníes no respondieron de inmediato a peticiones de comentarios de The Associated Press acerca de las conclusiones de la misión.

Es poco probable que la publicación del reporte cambie la trayectoria del gobierno iraní, sobre el que los conservadores tienen ahora un mayor control luego de que unas elecciones con baja participación les devolvieron la semana pasada las riendas del parlamento.

Pero los hallazgos elevan la presión internacional sobre Teherán ante la creciente preocupación occidental por el avance de su programa nuclear, por el armamento que proporciona a Rusia para su guerra en Ucrania y por el continuo acoso y encarcelamiento de activistas como la Nobel de la Paz Narges Mohammadi.

“Las protestas no tuvieron precedentes debido al liderazgo de mujeres y jóvenes, a su alcance y duración, y en última instancia, por la respuesta violenta del Estado”, afirma el reporte.

Amini, de 22 años, murió el 16 de septiembre de 2022 en un hospital tras haber sido detenida por la policía de la mortal por no llevar supuestamente el hiyab al gusto de las autoridades. Fue trasladada al centro de detención de Vozara para una “clase de reeducación” pero se desmayó a los 26 minutos y fue trasladada a un hospital media hora más tarde, según el informe.

Irán ha negado la responsabilidad en su muerte o en cualquier agresión. En alguna ocasión, las autoridades culparon a una afección médica que Amini padecía desde la infancia tras una operación. El reporte de la ONU desestimó esa posibilidad como causa de su muerte.

La misión indicó que “ha establecido la existencia de pruebas de traumatismos en el cuerpo de la sra. Amini, causados mientras estaba bajo la custodia de la policía de la moralidad”.

“En base a la evidencia y a los patrones de violencia de la policía de la moral en la aplicación del hiyab obligatorio en las mujeres, la misión está convencida de que la sra. Amini fue sometida a una violencia física que le provocó la muerte”, añadió.

Pero el informe no culpa a nadie en concreto por los daños que sufrió Amini.

Las protestas que siguieron al deceso comenzaron bajo el lema “Mujer, Vida, Libertad”, pero pronto se ampliaron para incluir un llamado abierto a revelarse contra el líder supremo de la República Islámica, el ayatolá Ali Jamenei.

Según el reporte de la ONU, las fuerzas de seguridad iraníes utilizaron escopetas, rifles de asalto y metralletas contra los manifestantes “en situaciones en las que no había amenazas inminentes de muerte o lesiones graves" contra ellas, “por lo tanto cometieron ejecuciones ilegales y extrajudiciales”.