Anuncios

Investigación: alcalde de North Miami Beach no vive en la ciudad. ¿Tendrá que dejar el cargo?

Semanas después que dos comisionados de la ciudad de North Miami Beach solicitaran una investigación sobre el lugar de residencia del alcalde Anthony DeFillipo, un bufete de abogados externo dijo que ha determinado que vive en otra ciudad y debe dejar el cargo.

El abogado de DeFillipo dijo que el alcalde no va a dimitir. “Anthony DeFillipo sigue siendo el alcalde legalmente elegido, vive en la ciudad y no ha dejado nada vacante”, escribió el abogado Michael Pizzi en un correo electrónico a los comisionados, al abogado, al administrador y al secretario municipales.

Hans Ottinot, el abogado de la ciudad, había dicho en un correo electrónico a los funcionarios municipales que estaba de acuerdo con la conclusión de que el alcalde vivía en otro lugar y que se ha creado una “vacante automática”. Pizzi escribió que el abogado de la ciudad no tiene jurisdicción para destituir a un funcionario electo.

Según la investigación, DeFillipo vivía en Davie, unas 17 millas al norte de North Miami Beach.

Según los estatutos de la ciudad, si cualquier funcionario electo de North Miami Beach cambia su lugar de residencia fuera de los límites de la ciudad, su escaño en el Concejo queda automáticamente vacante y abandonado.

El memorando de 42 páginas que detalla la investigación también concluye que mientras vivía en Davie, DeFillipo infringió la ley electoral de la Florida al votar en las recientes elecciones de North Miami Beach. El memorando fue redactado por Luis Suárez, socio del bufete de abogados Heise Suárez Melville de Coral Gables.

“De acuerdo con una investigación realizada por Countywide Investigations, las imágenes de vigilancia vecinal de la entrada a Second Davie Home muestra que DeFillipo entraba rutinariamente en la comunidad cerrada por la noche y salía por la mañana”, escribió Suárez en el memorando. “Esta investigación mostró que el nombre de DeFillipo está registrado en la caja de acceso a Second Davie Home”.

En un correo electrónico a DeFillipo, comisionados y otros funcionarios de la ciudad, Ottinot dijo que estaba de acuerdo con la opinión de Suárez y agregó que “es encaja con el precedente establecido en el caso Frantz Pierre como se discute en la opinión legal”. En 2018, Pierre solo asistió a una reunión en nueve meses mientras estaba en el cargo debido a un padecimiento médico, informó anteriormente el Miami Herald. Un bufete de abogados externo determinó que estaba obligado por la carta de la ciudad a asistir al menos a una reunión cada cuatro meses.

“Es mi recomendación, como se recomendó en el asunto de Pierre, que se celebre una reunión especial de la Comisión de la Ciudad para discutir cómo se llenará la vacante”, escribió Ottinot.

La respuesta de DeFillipo

Pizzi calificó de “ridículas” las comparaciones con Pierre, ya que fue un comisionado que no asistió a las reuniones durante más de 120 días y no lo disputó. Durante una reunión de la comisión municipal celebrada el 20 de diciembre, DeFillipo declaró que las acusaciones sobre su residencia eran falsas, y Pizzi las calificó de “campaña de desprestigio por motivos políticos”.

En un correo electrónico separado a Ottinot, Pizzi escribió que su deber como abogado de la ciudad no le autoriza a “opinar sobre el lugar de residencia de los funcionarios electos”.

Pizzi también dijo que era un conflicto de intereses que Ottinot opinara porque DeFillipo había tratado de poner fin a sus servicios como abogado de la ciudad. “En cualquier caso, estamos seguros de que su firma no se involucrará en este asunto porque está más allá de sus funciones y porque habría un claro conflicto de intereses ... ya que el alcalde DeFillipo ha expresado públicamente su deseo de poner fin al acuerdo de su firma como abogado de la ciudad su firma tendría un conflicto de intereses irreconciliable al tener cualquier participación en este asunto”, escribió Pizzi en el correo electrónico. “Quienquiera que esté planteando estos asuntos que francamente no son problemas no debería involucrar a su bufete”.

DeFillipo pidió la dimisión de Ottinot en la reunión del 20 de diciembre. Una votación sobre la eliminación de Ottinot no se llevó a cabo porque no había quórum después de que dos comisionados abandonaron el estrado antes de que se llevara a cabo la votación.

Dudas sobre el lugar de residencia

El memorando llega más de tres semanas después que dos comisionados —McKenzie Fleurimond y Michael Joseph— pidieron a Ottinot que investigara el lugar de residencia de DeFillipo. “Creo que el dictamen jurídico es claro y exhaustivo en cuanto a la vacante automática del escaño y lo que el resto de la comisión debe hacer”, dijo Fleurimond en una declaración enviada por correo electrónico al Herald.

“Los seis comisionados restantes deberían reunirse para debatir las conclusiones del dictamen y actuar de acuerdo con ellas”, añadió. “Aunque hay una vacante; creo que cualquier refutación del Sr. DeFillipo debe ser considerada por los tribunales”.

Un vecino presentó una queja el 17 de diciembre ante la Comisión de Ética y Confianza Pública de Miami-Dade alegando que DeFillipo compró una casa en Davie por $1.2 millones en efectivo. La Comisión de Ética no se ha pronunciado sobre la queja.

El memorando de investigación dijo que DeFillipo no vivió en North Miami Beach durante un año completo y no siguió los requisitos de lugar de residencia que figuran en la carta de la ciudad.

“Un funcionario electo en North Miami Beach debe seguir siendo vecino de buena fe durante todo su mandato”, escribió el comisionado y vicealcalde Joseph en una declaración enviada por correo electrónico al Herald. “Espero discutir este asunto con mis colegas en una reunión designada donde decidiremos el mejor curso de acción a tomar para nuestra ciudad”.

Aunque la carta de la ciudad de North Miami Beach requiere automáticamente que un funcionario electo que viva fuera de los límites de la ciudad deje su cargo, el memorando sugiere que la ciudad invite a DeFillipo a una reunión para proporcionar información bajo juramento.

Si se determina que DeFillipo votó en las recientes elecciones de North Miami Beach teniendo su lugar de residencia legal en Davie, pudiera estar violando las leyes electorales de la Florida, afirma el memorando. Pudiera enfrentar cargos y ser destituido por el gobernador.