Anuncios

Inundaciones mantienen a cientos de personas aisladas y fábricas cerradas en ciudad india de Chennai

Imagen de archivo de varias personas avanzando en una barca por una zona residencial inundada tras el paso del ciclón Michaung por Chennai, India.

Por Praveen Paramasivam

CHENNAI, India, 8 dic (Reuters) - Cuatro días después de que el ciclón Michaung azotara la costa de Chennai, centro tecnológico y automovilístico del sur de la India, los voluntarios avanzaban por las aguas estancadas para repartir alimentos y suministros, mientras algunas fábricas seguían cerradas.

Al menos 14 personas, la mayoría en Chennai y el estado de Tamil Nadu, han muerto en las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales que comenzaron el lunes. El ciclón tocó tierra más al norte, en el estado de Andhra Pradesh, el martes por la tarde.

Las autoridades dijeron que algunas zonas bajas del estado seguían inundadas y que funcionarios gubernamentales y voluntarios estaban llevando suministros a las personas atrapadas en sus casas en barrios marginales y otras zonas.

La zona de Chennai alberga las unidades indias de empresas internacionales como Hyundai Motor, Daimler y las taiwanesas Foxconn y Pegatron, que fabrican por contrato para Apple.

Aunque muchas de ellas, como Pegatron y Foxconn, reanudaron su actividad uno o dos días después de que el ciclón tocara tierra, algunas plantas del grupo TVS situadas en las zonas más afectadas aún no han abierto, según fuentes de la industria.

Adani Krishnapatnam Port, en Andhra Pradesh, declaró el viernes que el ciclón "afectó gravemente" a sus operaciones, por lo que declaró un periodo de fuerza mayor a partir del 3 de diciembre.

La empresa estatal Madras Fertilizers notificó a las bolsas el cierre de su planta de Chennai, que se espera reanude sus operaciones en un plazo de dos a cuatro semanas.

Los proveedores de servicios de tecnología de la información pidieron a su personal que trabajara desde casa durante la semana, mientras que las escuelas cerraron. Algunos colegios e institutos se convirtieron en refugios temporales.

(Reporte adicional de Rama Venkat en Bengaluru; editado en español por Carlos Serrano)