Sin intervención judicial, dos hoteles de Cristina Kirchner vuelven a funcionar a pleno en El Calafate

El hotel Alto Calafate
El hotel Alto Calafate, de la familia Kirchner

EL CALAFATE.- Aquí se palpita una gran temporada turística. Durante el último fin de semana largo, la ocupación hotelera llegó al 87 por ciento de las 8800 plazas habilitadas por la secretaría de Turismo. Entre ellos se encuentran los hoteles Alto Calafate y Las Dunas de la familia Kirchner, que son elegidos por sus comodidades de alta gama, antes que por haberse convertido en símbolos de la corrupción de una época política.

El hotel Alto Calafate recibe a los turistas en el antiguo portal de entrada de la ciudad, ubicado en un punto panorámico desde donde domina la vista al lago, la ciudad y la cordillera. Es propiedad de la firma Hotesur SA y mantuvo sus puertas abiertas pese a las denuncias y causas judiciales que lo sobrevuelan desde 2013, sobre la cual aún está pendiente la última palabra la Cámara de Casación, que debe resolver si reabre la causa en la que los Kirchner fueron sobreseídos del delito de lavado de dinero.

La Cámara Federal rechazó el planteo de Cristina Kirchner para apartar a la jueza María Eugenia Capuchetti

De los cuatro hoteles de los Kirchner, el Alto Calafate es el único al que el fiscal Diego Velazco , que investigó la causa Hotesur, había sugerido mantener bajo intervención judicial. Los jueces Daniel Obligado y Adrián Grümberg rechazaron el pedido del fiscal y devolvieron la administración a la familia Kirchner, quien lo alquila a Idea SA, sociedad cuyo titular es Osvaldo Sanfelice, el histórico asesor inmobiliario de Néstor Kirchner y con quien trabajó durante años Máximo Kirchner.

La investigación judicial de Hotesur y Los Sauces es la única que tuvo como imputada a Florencia Kirchner, la hija menor de la vicepresidenta. Según pudo constatar LA NACION, Cristina Kirchner estuvo presente en noviembre en El Calafate, si bien se mantiene lejos de la administración directa de los hoteles. Durante el fin de semana largo visitó un vivero céntrico, donde eligió plantas y su dueña dejó el registro del encuentro en las redes sociales del comercio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¿Quiénes se alojan en el Hotel Alto Calafate? Agencias consultadas que operan allí aseguran que los pasajeros que lo eligen lo hacen por la calidad del producto y no por quienes sean sus dueños. ¿Qué buscan? Una suite elegante y también el combo de amenities que ofrece: el spa con dos piscinas climatizadas con vistas al Lago Argentino y la “excelente carta” tanto del bar como del menú, donde se destacan el cordero patagónico y los cócteles exóticos.

Para enero, una noche en una habitación estándar en base doble en el Alto Calafate cotiza en $37.873 (Booking) pero puede aumentar a $49.226 si el pasajero opta por una suite de diseño con vista al lago distribuida en 49 mts2 (Expedia). El hotel cuenta con un servicio de transfer que lo conecta con el centro, a disposición de los huéspedes. ¿Cuál es la principal falla que reflejan las valoraciones que dejan en las plataformas hoteleras? La conexión a internet, que es gratuita, pero no funciona bien , según los comentarios.

Las expectativas para la temporada alta que ya se transita aquí son las mejores. La ciudad en noviembre se vio colmada por argentinos que aprovecharon el PreViaje, en tanto que hay una gran presencia de brasileros, chilenos, mexicanos y países de Centroamérica atraídos por el cambio favorable de moneda. A diferencia de las temporadas prepandemia, mermó la llegada de los turistas europeos , situación que se le atribuye a la baja de vuelos internacionales y también al impacto que tuvo además del COVID-19, la guerra de Ucrania.

Por su parte, la hostería Las Dunas, -el otro hotel abierto de los Kirchner aquí-, está categorizado con tres estrellas. Cuando Néstor Kirchner lo compró en 2008 por US$ 700.000 y se lo dio a Lázaro Báez para que lo gerenciara a través de la empresa Valle Mitre, era una sencilla hostería de 15 habitaciones asentada sobre un predio de 1,6 hectáreas en la margen del Lago Argentino.

Desde que los Kirchner lo compraron, Las Dunas cuadriplicó su capacidad y pasó de ser una hostería sin pretensiones a un edificio de tres plantas que se recorta contra el perfil del inmenso lago.

Tras dos temporadas cerrado, en las que permaneció bajo la custodia de la Gendarmería, el edificio necesitó reparaciones . Hoy cuenta con 47 habitaciones -triples y dobles- amplias, todas con vista al lago, que garantizan 100 plazas. El lobby del hotel mantiene la decoración inicial en la que se mezclan los colores tierra, los tapices y los diseños en hierro que le dan un toque campestre.

Pasar la noche de Navidad en Las Dunas en base doble puede tener un costo de $33.725 que puede ascender a $50.365 si se elige la suite deluxe de 60 mts2, según la consulta realizada en la plataforma de ventas Booking. Los pasajeros alojados destacan la vistas desde el cuarto y la amplitud de los mismos, pero cuestionan problemas con el wi-fi, el horario del desayuno y algunos plantean que se encuentran alejado del centro.

Bandera chilena

Desde diciembre de 2019, el hotel es administrado por el grupo chileno LARIZA, por lo que la bandera de ese país flamea junto a la argentina en el parque de ingreso. El canon de locación se acordó con la administración judicial de entonces en US$9000 mensuales más IVA y el contrato tenía vigencia hasta el 30 de noviembre de de este año.

La pandemia y el cierre de todos los hoteles implicó modificar los contratos y renegociar lo adeudado, entre abril y diciembre del año pasado, en 23 cuotas iguales de US$3287 más IVA , a pagar a partir de enero de 2021 con la locación de cada mes.

La corporación hotelera chilena alquila Las Dunas a través de Hotelera Patagonia, una sociedad creada en Argentina especialmente para explotar el hotel de los Kirchner y que en su momento mostró interés en el hotel boutique favorito de la vicepresidenta, con intenciones de ampliar sus operaciones en la Patagonia.

Julio De Vido reivindicó a Néstor Kirchner en el juicio por Vialidad y dejó un mensaje para el Presidente

Los tres hoteles de la familia Kirchner que se encuentran en El Calafate están valuados en US$33 millones (Alto Calafate), US$15 millones (Los Sauces) y US$9 millones (Las Dunas), según los valores aportados por los exinterventores judiciales, basados en los montos por los que fueron aseguradas o bien a partir de tasaciones propias a partir de consultas con el mercado inmobiliario local.

Mientras el Alto Calafate y Las Dunas se mantienen abiertos, Los Sauces y La Aldea del Chaltén -en la localidad homónima- aún mantienen sus puertas cerradas.

Lejos del derrotero judicial de la vicepresidenta y su familia, El Calafate concluye un noviembre con una gran ocupación hotelera, que da paso a un diciembre prometedor. El optimismo se respira en el aire y se confirma con los datos de arribos. Los argentinos marcaron la punta en la ocupación hotelera en el último fin de semana largo de noviembre, en la gama de los hoteles de 4 y 5 estrellas, entre los que se encuentra el Alto Calafate. En ese segmento el porcentaje ascendió a 96 por ciento, según datos oficiales.