Tras su internación en Estados Unidos, Bolsonaro analiza anticipar su regreso a Brasil

Bolsonaro fue fotografiado comiendo pollo frito en KFC en Orlando
Bolsonaro fue fotografiado comiendo pollo frito en KFC en Orlando - Créditos: @twitter

BRASILIA.- En medio de especulaciones en torno a un posible pedido de extradición, el expresidente Jair Bolsonaro afirmó que pretende anticipar su regreso a Brasil para consultar a sus médicos de cabecera luego de haber sido hospitalizado de urgencia ayer en Estados Unidos debido a un agudo dolor abdominal.

“Vine [a Estados Unidos] para quedarme hasta finales de mes [enero], pero tengo intención de anticipar mi regreso. Porque, en Brasil, los médicos ya conocen mi problema de obstrucción intestinal a causa del apuñalamiento. Aquí, los médicos no me han acompañado”, dijo el exmandatario en una entrevista con CNN Brasil.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Bolsonaro, que recibió el alta ayer por la noche, fue internado de urgencia el lunes en el hospital AdventHealth Celebration en Orlando “debido a molestias abdominales producto del apuñalamiento que sufrió en 2018″, comunicó su esposa Michelle Bolsonaro a través de una historia de Instagram.

El ultraderechista se encuentra en Florida desde el pasado 30 de agosto, adonde viajó dos días antes de terminar su mandato, por lo que estuvo ausente en la ceremonia de asunción del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Su dolor abdominal está relacionado con las secuelas ocasionadas por una puñalada que recibió en 2018 en plena campaña electoral y que desde entonces provocó que haya tenido que ser internado en varias ocasiones.

El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro, centro, se reúne el miércoles 4 de enero de 2023 con partidarios afuera de una casa de alquiler en Orlando, Florida, donde se está alojando.
El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro, centro, se reúne el miércoles 4 de enero de 2023 con partidarios afuera de una casa de alquiler en Orlando, Florida, donde se está alojando.

“Esta es ya mi tercera hospitalización por obstrucción intestinal grave. Vine a pasar tiempo con mi familia. Pero no he tenido días tranquilos. Primero fue este lamentable episodio de ayer [por el domingo] en Brasil y luego mi ingreso en el hospital”, detalló a CNN.

Con anterioridad ya se había referido a ese “episodio lamentable” que tuvo a miles de sus seguidores de protagonistas, invadiendo las sedes de los tres poderes del Estado brasileño y causando daños irreparables. Bolsonaro negó tener cualquier tipo de responsabilidad en los mismos.

Sin embargo, varios congresistas instaron a que se investigue su grado de implicancia en estos actos, por los que ya hay más de mil detenidos que podrían enfrentarse a cargos relacionados con el terrorismo, la rebelión y el golpismo. Bolsonaro ya tiene cuatro causas en su contra en Brasil, a la que se podría sumar su conexión con el intento golpista del domingo.

Además, el lunes afloraron las especulaciones en torno a si Bolsonaro debería ser extraditado de Estados Unidos. La diputada federal Erika Hilton fue la primera en presentar oficialmente una carta para solicitar al Ministerio de Relaciones Exteriores el inicio de la extradición tanto del expresidente como del exministro de Justicia Anderson Torres.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Jair Messias Bolsonaro, como líder político de los extremistas que atentan contra el orden democrático, aunque actualmente reside en Estados Unidos, puede estar dando órdenes, emitiendo señales o mensajes estratégicos para que los crímenes en curso en Brasil se sigan practicando”, detalló el texto.

¿Visa o ciudadanía?

Más allá de los argumentos que expuso Bolsonaro sobre su regreso al país, otra de las razones por las que podría volver anticipadamente a Brasil se debe al vencimiento de su visa.

Si bien no está claro el tipo de visado con el que ingresó a los Estados Unidos, es muy probable que haya sido con una visa A-1 que se otorga a diplomáticos y líderes gubernamentales. El vocero del Departamento de Estado, Ned Price, indicó al respecto que los titulares de este tipo de visados disponen de 30 días tras el cese de su estatus oficial para solicitar otro visado. Transcurrido ese plazo, pueden ser expulsados por el Departamento de Seguridad Nacional, señaló Reuters.

De ser necesario, la administración del presidente Joe Biden podría revocar la visa a Bolsonaro en cualquier momento, “sin necesidad de ningún procedimiento formal o solicitud formal del gobierno brasileño o de cualquier autoridad”, profundizó con The Washington Post Fabio de Sa e Silva, profesor de estudios brasileños en la Universidad de Oklahoma.

Bolsonaro firma autógrafos en Florida.
Bolsonaro firma autógrafos en Florida.

La situación legal de Bolsonaro también se coló en la agenda de Italia. Dado que el senador Flávio Bolsonaro y el diputado federal Eduardo Bolsonaro, hijos del expresidente, presentaron sus solicitudes de ciudadanía italiana en la embajada del país en Brasilia en 2020, las preguntas sobre la eventual ciudadanía del expresidente cobraron fuerza.

Como son descendientes de italianos, los hijos de Bolsonaro buscaron el reconocimiento de ciudadanía por derecho de sangre (jus sanguinis). El bisabuelo de Bolsonaro era de Anguillara Veneta, un municipio del norte de Italia, mientras que sus abuelos maternos eran de Lucca, Toscana.

“El expresidente de Brasil, Jair Bolsonaro, nunca pidió la ciudadanía italiana, y también hay leyes. Hay personas que tienen derecho a solicitarla, pero él no la pidió”, aclaró el ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Antonio Tajani, en declaraciones radiales.

Popularidad

Mientras Bolsonaro define su futuro desde Estados Unidos, en Brasil su popularidad cayó en picada después de la insurrección promovida por una turba bolsonarista el domingo, cuando el Palacio del Planalto, el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal (STF) fueron invadidos y vandalizados.

Manifestantes, simpatizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro, en el techo del edificio del Congreso Nacional después de irrumpir en el recinto, el domingo 8 de enero de 2023, en Brasilia.
Manifestantes, simpatizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro, en el techo del edificio del Congreso Nacional después de irrumpir en el recinto, el domingo 8 de enero de 2023, en Brasilia.

Según la encuesta Índice de Popularidad Digital (IPD) de Quaest, Bolsonaro alcanzó el nivel más bajo en su popularidad en Internet en los últimos cuatro años, al registrar 21 puntos en el indicador.

El sábado, cuando apenas comenzaban a llegar sus simpatizantes a los campamentos frente a los cuarteles militares, su aprobación rondaba los 40 puntos.

Las protestas en Brasilia que intentaron afectar la gobernabilidad de Lula, en la práctica, solo afectaron la credibilidad de Bolsonaro. Esta es la síntesis de la consecuencia política que vimos hoy. Parte del bolsonarismo que se escindió. Esta es una debilidad del movimiento de oposición que le dará a Lula más fuerza y más legitimidad en Brasil para luchar contra los movimientos antidemocráticos”, analizó Felipe Nunes, investigador y director de Quaest, en conversación con O Globo.

Agencias Reuters, DPA y ANSA