Inquilinos de Miami pueden culpar a este tipo de alquileres por los altos costos de su renta

Jorge Sosa, Jrsking America LLC

Los inquilinos del sur de la Florida pueden culpar en parte de los altos alquileres de la vivienda a la popularidad de los alquileres a corto plazo en la región, según un nuevo reporte de un experto en vivienda de la Universidad Atlántica de la Florida (FAU).

Apartamentos, casas adosadas, condominios y casas unifamiliares alquiladas durante menos de seis meses reducen el inventario de viviendas para los miamenses que buscan alquilar durante un año o más en los condados Miami-Dade, Broward y Palm Beach, según el más reciente índice mensual de alquileres elaborado por Ken H. Johnson, profesor de Finanzas de la FAU especializado en el sector inmobiliario. Johnson basó su conclusión en pruebas anecdóticas de conversaciones con unos 200 agentes inmobiliarios, inquilinos y urbanizadores en 2022, además de datos de alquileres de Zillow, un mercado inmobiliario nacional en línea.

¿Cuál es entonces la solución en uno de los principales mercados del país para alquileres a corto plazo a través de las plataformas digitales Airbnb y Vrbo en que los propietarios ganen más usando constantemente esas plataformas para alquilar sus condominios y apartamentos para estancias de fin de semana, semanales o mensuales?

Miami es uno de los mercados de Airbnb más caros del mundo: El precio promedio mensual de un alquiler a corto plazo en la ciudad es de $8,024, según un estudio publicado en marzo de 2022 por Compare the Market, lo que la convierte en el tercer mercado de Airbnb más rentable a nivel mundial para los anfitriones, después de Las Vegas y Honolulu. En 2021, los Airbnb de Miami alojaron a 710,000 huéspedes y percibieron en conjunto $200 millones para los anfitriones, dijo Airbnb en ese entonces.

Seis nuevas tiendas debutan en el Sawgrass Mills, y hay más en camino

Un portavoz de Airbnb para América del Norte declaró al Miami Herald en marzo pasado que la compañía ha visto cómo las reservaciones para estancias de larga duración de 28 días o más a través de la plataforma en línea se han disparado en ciudades como Miami desde el comienzo de la pandemia. El portavoz atribuyó el atractivo de Miami durante todo el año, a la multitud de actividades al aire libre y a la laxitud de las reglas en torno al COVID, que impulsaron a los trabajadores a distancia a vivir y trabajar aquí.

Johnson dijo que los propietarios deberían optar por buscar acuerdos de arrendamiento a largo plazo por el bien del mercado inmobiliario regional y de sus cuentas de resultados individuales. En esta economía, en la que se espera que este año más inquilinos opten por compartir vivienda o por volver a casa de sus padres porque no pueden afrontar los gastos de alquiler por sí solos, dijo Johnson, los propietarios correrían menos riesgos con un solo inquilino fijo durante un año o más.

“Ante la inminencia de una recesión, la demanda podría no ser la que era (para los alquileres de corta duración), pero habrá demanda de alquileres de larga duración. La posible inestabilidad (económica) nos anima a alejarnos de los alquileres de corta duración, porque habrá menos gente que trabaje a distancia y se tome vacaciones”.

Por su parte, los funcionarios de Airbnb y Vrbo declinaron múltiples solicitudes del Herald a principios de esta semana para que comentaran o proporcionaran información para este artículo.

El viernes por la mañana, después que el artículo fue publicado en línea, Airbnb envió al Herald una declaración , diciendo que la compañía “se compromete a trabajar con funcionarios locales en los esfuerzos para apoyar las soluciones de vivienda y la industria de alquiler de vacaciones de la Florida, que sigue proporcionando oportunidades económicas en todo el Estado del Sol”.

Airbnb también dijo: “Los datos del Censo indican que la proporción de unidades de vivienda usadas como alquileres vacacionales se ha mantenido constante desde 2010 y, sin embargo, el costo de la vivienda está subiendo en todas partes, para todos, porque el país simplemente no ha construido suficientes viviendas”.

Esta joya de Miami Beach acaba de ser nombrada uno de los mejores hoteles cinco estrellas del país

Miami Beach no permite Airbnb en la mayoría de las zonas residenciales y solía tener algunas de las multas más elevadas del país para Airbnbs ilegales, con los infractores enfrentando multas de entre $20,000 y $100,000. La ciudad redujo drásticamente esas multas después que Airbnb presentó una demanda en 2018.

Las conclusiones de Johnson van a tono con algunos estudios nacionales, dijo Tingyu Zhou, profesor de la cátedra Dean Gatzlaff de Bienes Raíces en la Universidad Atlántica de la Florida. Zhou dijo que los formuladores de políticas pueden intervenir cobrando impuestos a quienes alquilan sus viviendas por menos de un año.

Se espera que el ritmo del aumento de los alquileres se desacelere en Miami-Dade. Es una buena noticia para los inquilinos que vivieron en el mercado de alquiler “más competitivo” en el país en 2022, según una sondeo reciente de RentCafe. Aun así, el alquiler de viviendas es inasequible para muchas familias del sur de la Florida sin convertirse en una carga de costos, lo que significa que se ven obligadas a gastar más de un tercio de sus ingresos mensuales en la vivienda.

A lo largo de la pandemia, los aumentos de los alquileres en Miami-Dade forzaron la salida de muchos trabajadores esenciales que ya no podían permitirse vivir aquí. Miami-Dade respondió la primavera pasada declarando un estado de emergencia debido a la vivienda y la alcaldesa Daniella Levine Cava lideró a los funcionarios del condado en la asignación de decenas de millones de dólares para asistencia para el alquiler para las familias más necesitadas.

Los formuladores de políticas locales, los expertos inmobiliarios y los urbanizadores siguen debatiendo posibles soluciones a largo plazo para la crisis de asequibilidad de la vivienda en Miami-Dade. Todos coinciden en la necesidad de aumentar la oferta en la comunidad, especialmente de viviendas asequibles y para trabajadores.

Los pasaportes más poderosos del mundo para viajar sin visa en 2023. ¿Y el americano qué?