Anuncios

Grúas llegan a puente desplomado en Baltimore; el gobernador dice que reconstrucción será difícil

La grúa Chesapeake 1000, que se utilizará para ayudar a retirar los restos del puente Key que se vino abajo, está atracada el viernes 29 de marzo de 2024 en Sparrows Point, Maryland. (AP Foto/Brian Witte)

BALTIMORE, Maryland, EE.UU. (AP) — Una grúa con capacidad para 1.000 toneladas, descrita como una de las mayores de la costa este de Estados Unidos, apareció cerca del lugar donde se desplomó un puente en Baltimore mientras los trabajadores se aprestaban el viernes a retirar los escombros que han obstaculizado la búsqueda de cuatro trabajadores desaparecidos e impedido el tránsito de buques en el puerto de la ciudad.

El gobernador de Maryland, Wes Moore, calificó de “catástrofe económica” el derrumbe del puente Francis Scott Key tras la colisión de un carguero, y expuso las dificultades que hay por delante para recuperar los cuerpos de los trabajadores y retirar toneladas de escombros con el fin de poder reabrir el puerto de Baltimore.

“De lo que estamos hablando hoy no es sólo de la economía de Maryland; se trata de la economía de la nación”, declaró Moore en una conferencia de prensa, con la enorme grúa en el fondo. “El puerto maneja más coches y más maquinaria agrícola que cualquier otro puerto de este país”.

Moore acudió al lugar de los hechos el viernes y dijo que vio contenedores de transporte destrozados “como papel maché”. Las piezas rotas del puente pesan hasta 4.000 toneladas, explicó, y los equipos tendrán que cortar las vigas de acero antes de que puedan ser levantadas del río Patapsco.

El equipo disponible incluirá siete grúas flotantes, 10 remolcadores, nueve barcazas, ocho embarcaciones de rescate y cinco navíos de la Guardia Costera, indicó Moore. Gran parte procede de la Armada.

“Al salir y verlo de cerca, te das cuenta de lo ingente que es esta labor. Te das cuenta de lo difícil que es el trabajo que tenemos por delante”, agregó Moore. “Con una operación de rescate tan compleja —y francamente con una operación de rescate así de inédita— tienes que planificar cada momento”.

Las condiciones del agua han impedido a los buzos entrar al río, indicó Moore. Cuando las condiciones cambien, reanudarán las labores para recuperar los cuerpos de los trabajadores de la construcción, que estaban reparando baches en el puente cuando se cayó a primera hora del martes.

“Tenemos que ofrecer una sensación de cierre a estas familias”, dijo el gobernador.

Las víctimas del desplome eran de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, señalaron funcionarios. En un principio al menos ocho personas cayeron al agua cuando el buque chocó contra la columna del puente, y dos de ellas fueron rescatadas.

Los guardacostas se centran en retirar lo que queda del puente y del buque portacontenedores que lo chocó para despejar las rutas marítimas del puerto, declaró la contraalmirante Shannon Gilreath.

Equipos de ingenieros del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, la Armada y la Guardia Costera —junto con algunos expertos del sector privado— están evaluando cómo “dividir ese puente en piezas del tamaño adecuado que podamos levantar”, relató Gilreath.

El Departamento de Transporte de Maryland ya está centrado en la construcción de un nuevo puente y está “sopesando métodos innovadores de diseño, ingeniería y construcción, de forma que podamos ejecutar rápidamente este proyecto”, declaró el secretario Paul J. Wiedefeld.

___

Las periodistas de The Associated Press Sarah Brumfield en Washington, Kristin M. Hall en Nashville, Tennessee, Adrian Sainz en Memphis, Tennessee, Alba Alemán en Xalapa, México, y Lisa Baumann en Bellingham, Washington, contribuyeron a este despacho.