Anuncios

Inicia juicio por patria potestad y termina en prisión por abuso

TOLUCA, Méx., noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- Para los familiares de María Guadalupe Martínez González, el peor error que cometió fue iniciar el juicio por la guarda y custodia de sus dos hijos en 2021, y pedir la pensión alimenticia.

La mujer fue acusada de los delitos de abuso sexual, secuestro y feminicidio en grado de tentativa en contra de la nueva pareja sentimental de su exmarido, y actualmente se encuentra vinculada a proceso en el penal de Almoloya de Juárez, por lo que sus familiares pidieron al Poder Judicial que revise de nueva cuenta el caso, pues no hay pruebas de que acrediten la participación de Lupita en dichos delitos.

Su hermana, quien pidió reservar su nombre por temor a represalias, afirmó que Lupita es una trabajadora del hogar, que no ha cometido otro crimen que pedir lo justo, que era la manutención de sus hijos menores de edad.

Incluso, dijo, hubo un intento por ampliar la denuncia por secuestro, involucrando a su sobrino de 16 años, pero la víctima se desistió, "como un favor a mi hermana".

El 4 de julio del presente año, mientras avanzaba el juicio por la patria potestad, Lupita fue privada de la libertad acusada de los delitos denunciados. "Lo que nosotros estamos pidiendo es ayuda, no sabemos a quién ni cómo pedirla (...) y no tenemos fotos ni videos o audios que demuestren la violencia que sufrió", relató la hermana de la víctima.