Anuncios

Inicia juicio de afgano acusado de asesinar a 3 musulmanes en Nuevo México

Muhammad Syed, refugiado afgano acusado de matar a tres hombres musulmanes en Albuquerque, Nuevo México. Foto difundida el 9 de agosto de 2022, por el Departamento de Policía de Albuquerque. (Departamento de Policía de Albuquerque via AP)

ALBUQUERQUE, Nuevo México, EE.UU. (AP) — Los musulmanes en la ciudad más grande de Nuevo México esperan saber más de qué llevó a los asesinatos a tiros de tres hombres de su comunidad en el verano de 2022, mientras los fiscales empiezan a presentar sus argumentos contra un refugiado afgano acusado de los crímenes.

Los abogados presentaron el martes sus argumentos iniciales en un tribunal de Albuquerque en el juicio a Muhammad Syed, quien llegó a Estados Unidos con su familia hace varios años. Syed, de 53 años, niega estar involucrado en las muertes, tras ser detenido apenas días después de que la policía hizo un pedido de ayuda público y compartió fotos de un vehículo presuntamente involucrado.

La policía lo detuvo en su vehículo en agosto de 2022, a más de 160 kilómetros (100 millas) de Albuquerque. Le dijo a las autoridades que iba a Texas para buscar un nuevo hogar para su familia, explicando que estaba preocupado por los asesinatos tipo emboscada.

Fue poco después de las 10 de la noche del 26 de julio de 2022, cuando una de las víctimas, Aftab Hussein, de 41 años, estacionó su auto frente a su complejo residencial. El vicefiscal distrital David Waymire dijo al jurado que Hussein apenas se había bajado del auto, con las llaves aún en la mano, cuando fue baleado varias veces.

Waymire mostró al jurado el rifle supuestamente usado por Syed, diciendo que fue descubierto bajo la cama del sospechoso en un subsecuente registro de su vivienda. Añadió que la investigación determinó que casquillos de bala hallados en la escena del crimen fueron disparados de esa arma.

“La evidencia mostrará que este fue un asesinado intencional y deliberado”, indicó el fiscal. “Y la evidencia mostrará que Muhammad Syed es culpable”.

Syed, quien habla pashto y no inglés, permanece detenido sin posibilidad de fianza desde su arresto. Se le imputan tres cargos de asesinato y cuatro de manipulación de evidencias. La policía también lo ha señalado como sospechoso en el asesinato de un cuarto hombre musulmán, pero no se le han imputado cargos en ese crimen.

Algunos documentos judiciales siguen bajo sello y otros no arrojan ninguna luz sobre un posible motivo, por lo cual la comunidad musulmana de Albuquerque sigue sin saber por qué los hombres fueron atacados. La comunidad inicialmente pensó que se trató de racismo o de perjuicio religioso, hasta que las autoridades dieron con Syed.

El abogado de la defensa Thomas Clark dijo al jurado que los fiscales no tienen prueba alguna de que Syed fue el que apretó el gatillo y que había otras personas en esa vivienda que también tenían acceso a ese rifle, igual que al mismo carro y teléfono celular. Clark dijo que las pruebas forenses que serán exhibidas al jurado no incluyen ninguna huella dactilar ni ADN que impliquen directamente a su cliente.