Informe de siniestro aéreo donde murió gobernadora mexicana despierta dudas

Agencia EFE

México, 27 mar (EFE).- Tras 15 meses de especulaciones, el Gobierno mexicano reveló este viernes las causas del accidente aéreo del 24 de diciembre de 2018 que dejó sin vida a la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, si bien las conclusiones finales han sido muy criticadas por el partido de oposición Acción Nacional.

Al presentar el informe final, el Gobierno mexicano, que descartó el sabotaje, informó que una falla mecánica y varias negligencias en el mantenimiento de la aeronave provocaron que el piloto perdiera el control y el vehículo se desplomara tras 10 minutos de haber despegado.

Según declaró el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de México, Javier Jiménez Espriú, el accidente tuvo lugar porqué falló la máquina y porque se incumplieron "requisitos previos" que deberían haber evitado el accidente.

El funcionario, al frente de la investigación, señaló que ninguna de las "partes fundamentales del helicóptero falló" y no cayeron piezas durante el vuelo, pero sí encontraron fallas en "los actuadores lineales de alabeo de los sistemas de aumento de estabilidad".

El actuador lineal es una pieza que ayuda a garantizar la estabilidad de las aeronaves, en este caso, del helicóptero.

Jiménez Espriú explicó que las investigaciones de los restos del helicóptero, de los motores y del sistema de rotores no revelaron fallas, aunque sí una reparación previa.

A pesar de esa falla mecánica del estabilizador, la empresa a cargo de la operación del taxi aéreo y la tripulación "continuaron operando el helicóptero aún teniendo conocimiento del mal funcionamiento" de dicha pieza, en la que había tornillos sueltos.

En tanto, el subsecretario de Transportes, Carlos Alfonso Morán, añadió que en septiembre de 2017 la bitácora de vuelo de esta aeronave reportó que la aeronave se desviaba hacia la izquierda.

RELATO INVEROSÍMIL Y OCURRENTE

"Es un relato inverosímil y ocurrente que no aclara en nada el desplome del helicóptero", dijo Marko Cortés, presidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenecían Martha Érika Alonso y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle.

Cortés, mediante un comunicado, acusó que con este informe, el Gobierno de México "pretende sepultar la verdad" en este trágico accidente en el que murieron en total cinco personas.

Señaló que el Gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador "aprovecha la crisis pandémica mundial para cerrar y tratar de sepultar un caso que requería una mayor investigación y deja muchas dudas sueltas, así como contradicciones".

Cortés dijo que en su partido "no están conformes con los resultados" tras 15 meses de investigaciones, ya que "además de demostrar lentitud, dejan cabos sueltos".

En Puebla, tras el fallecimiento de Alonso se llamó a nuevas elecciones en las que ganó Miguel Barbosa, del partido de López Obrador, Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El trágico accidente aéreo llevó incluso a teorías conspirativas que señalaban a Morena como responsable del suceso.

"Nosotros no somos represores. Luchamos por un cambio por la vía pacífica y vamos a los lograr este cambio por el camino de la concordia. Nunca jamás actuaríamos en contra de nadie", dijo en su defensa Andrés Manuel López Obrador el 26 de diciembre de 2018.

MALA COMUNICACIÓN Y MAL MOMENTO

Para Maribel Flores, profesora de Ciencia Política del Tecnológico de Monterrey en el campus de Puebla, lo extenso y tardado de las investigaciones, las tantas especulaciones sobre la eventual responsabilidad del Gobierno mexicano y una comunicación política poco efectiva, jugaron en contra de la investigación y del informe final.

En entrevista con Efe, la especialista consideró que el Gobierno perdió una oportunidad al no ofrecer información "oportuna, concreta y contundente de manera periódica".

En su lugar, lo que ofreció fue que "constantemente hubo cambios y variaciones, además de falta de claridad en los informes y en las fechas", lo que impidió comunicar de manera "oportuna".

Y como ejemplo puso este informe final, el cual ocurre, dijo, en un contexto en el que la pandemia de la COVID-19 ha dejado en segundo plano al resto de temas.

Pese a ello, apuntó que el informe -en el que participaron agencias internacionales- "otorga legitimidad" al Gobierno mexicano.

Pero "si el Gobierno no establece las pautas y la comunicación lo que puede ocurrir es que haya desconfianza, especulaciones y que se reste la credibilidad de los resultados finales, como ocurrió el día de hoy", finalizó.

(c) Agencia EFE