Anuncios

Informe: Espía británico es responsable de más vidas perdidas que salvadas en Irlanda del Norte

ARCHIVO - Un mural en apoyo al Ejército Republicano Irlandés, visto en el área católica de Belfast, Irlanda del Norte, en noviembre de 1985. (AP Foto/Peter Kemp, File)

LONDRES (AP) — Una investigación de siete años sobre un antiguo doble agente del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) concluyó el viernes en un informe preliminar que el espía probablemente fue responsable de más muertes que de vidas salvadas durante el conflicto en Irlanda del Norte, que duró tres décadas.

En la pesquisa, conocida como Operación Kenova, se investigaron los actos de “Stakeknife”, un miembro de alto rango del IRA que pasaba información a la inteligencia británica durante el conflicto, conocido como the Troubles (los Problemas).

Exagentes de inteligencia han descrito a Stakeknife como el espía británico con un puesto más importante en el IRA. Presuntamente, oficiales de inteligencia del ejército británico le permitieron interrogar, torturar y matar a colegas del IRA a fin de mantener su condición encubierta de jefe de seguridad interna del grupo.

Se ha afirmado que sus actos salvaron incontables vidas, pero Jon Boutcher, el funcionario policial de alto rango que encabezó la investigación, dijo que esto era “poco plausible”

“Considero probable que esto haya resultado en más vidas perdidas que salvadas”, dijo Boutcher, exjefe de la policía de Bedfordshire, que dirigió la pesquisa hasta que fue nombrado jefe del Servicio Policíaco de Irlanda del Norte hace seis meses, Es el autor del informe preliminar.

Medios británicos identificaron a Stakeknife en 2003 como el veterano del IRA en Belfast Freddie Scappaticci, que negó las acusaciones hasta su muerte, ocurrida el año pasado.

En el informe de la Operación Kenova publicado el viernes no se confirma a Scappaticci como Stakeknife debido a la política del gobierno británico de “no confirmar ni negar”, que evita la identificación de agentes.

Scappaticci estuvo involucrado en más de una docena de asesinatos relacionados con el famoso “nutting squad” del IRA, responsable de interrogar, torturar y matar a sospechosos de pasar información a las fuerzas de seguridad británicas durante el conflicto.

En el informe se concluyó que el número de vidas que salvó fue de “una cifra alta de un solo dígito” o “una cifra baja de dos dígitos, pero no cerca de cientos” y que las afirmaciones de que su información salvó “incontables” o “cientos” de vidas son exageradas. El informe revela que hubo ocasiones en que se permitió la comisión de crímenes evitables, incluyendo asesinatos, que posteriormente quedaron sin resolver como resultado de los esfuerzos para proteger a los agentes.

Un abogado que representa a 12 familias directamente afectadas por el informe dijo que el Estado británico y el IRA fueron “coconspiradores” en el asesinato de ciudadanos, y que ahora se requiere una pesquisa pública sobre la penetración del grupo miliciano en el Estado.

“En muchos de los casos investigados por la Operación Kenova no figura Fred Scappaticci”, dijo. ”Él no fue el único Stakeknife”.