Información sin efectismo: CNN quiere volver a los viejos tiempos

·4  min de lectura

Hace unos años, Barack Obama dijo en tono mordaz: "Normalmente, los únicos que pretenden ser periodistas en la CNN son los periodistas de la CNN".

La broma del entonces presidente de Estados Unidos en la cena anual de corresponsales de la Casa Blanca iba dirigida a la emisora estadounidense, cuyas noticias a veces parecen historias de Hollywood.

La poderosa CNN fue durante años un blanco de burlas en Estados Unidos por su sesgo liberal y su carácter de infoentretenimiento. El nuevo director del mundialmente conocido canal de noticias quiere ahora cambiar esta imagen.

La carrera de Chris Licht, de 50 años, está plagada de éxitos: bajo su dirección, el programa de desayunos de la cadena CBS alcanzó índices de audiencia históricos. El número de espectadores aumentó durante casi 50 meses seguidos.

Como responsable del "Late Show" con Stephen Colbert, Licht hizo del programa de sátira uno de los baluartes televisivos más fuertes contra las mentiras y los absurdos durante la presidencia de Donald Trump.

Licht es considerado un hombre creativo y temperamental, y unos de los primeros cambios en la CNN será utilizar con más moderación el famoso zócalo de "noticia de último momento".

En los últimos años, la CNN adoptó una línea clara contra Trump. Sin embargo, en opinión de muchos televidentes, los periodistas de la emisora cruzaron la línea de la información seria en varias ocasiones.

Bajo el mandato del predecesor de Licht, Jeff Zucker, que fue nombrado en 2012 y tuvo que marcharse por una relación no revelada en la empresa, la CNN logró cifras de rating con componentes emotivos inéditos.

Durante los años de la presidencia de Trump, los televidentes no siempre pudieron ver una presentación de noticias sobria, incluso ante acontecimientos monstruosos, o expresiones serias e imparcialidad en lugar de indignación.

"Para decenas de millones de nuestros compatriotas terminó su larga pesadilla nacional", dijo en vivo el periodista estrella Jake Tapper tras la victoria electoral del actual presidente Joe Biden sobre Trump.

Según consideran algunos espectadores, el reportero presidencial Jim Acosta se mostró más como un opositor a Trump que como un periodista.

Muchos estadounidenses se sienten identificados con la CNN, mientras que a otros les preocupa que el canal divida aún más a la sociedad estadounidense y prefieren la presentación sobria de los hechos para enfrentar las falsedades. La CNN tiene una fuerte rivalidad con Fox News, el canal favorito de Trump.

Parece emblemático que Jeff Zucker, como jefe de entretenimiento de la NBC, convirtiera a Trump en una estrella en 2004 con el reality show "The Apprentice" (El Aprendiz) y que su imagen lo catapultara al más alto cargo de Estados Unidos.

El diario "New York Times" publicó en 2020 una caricatura en la que Zucker, dentro de una sala de control, mira con impotencia a un Trump como monstruo sobredimensionado qué el mismo había creado.

También en la campaña electoral de 2016, la CNN y otras cadenas concedieron a la figura de Trump y a sus apariciones más tiempo que a otros candidatos, porque subían la cuota televisiva.

Durante mucho tiempo, presentarse de un modo llamativo era ajeno a la CNN como primer gran canal de noticias del mundo. Y aquí es donde entra en juego Chris Licht.

"Algo que escuché de personas dentro y fuera de la organización son quejas de que utilizamos en exceso el cartel de 'noticia de última momento' (Breaking News). Estoy de acuerdo", escribió recientemente en una nota al personal de la CNN.

"Somos comunicadores de la verdad, centrados en informar, no en alarmar a nuestros espectadores", señaló. Licht hizo hincapié que eso debe reflejarse en el tono de la emisora.

El esfuerzo por informar desde todas las partes de Ucrania ya fue visto por algunos como un intento de volver a los viejos valores de las noticias.

Información en lugar de bombos y platillos, así es como Licht quiere recuperar la antigua CNN, dirigirla de nuevo hacia el centro de la sociedad y quizás también volver a hacerla más creíble para algunos sectores más conservadores de la sociedad estadounidense.

Por su parte, el sitio web de noticias "Axios", generalmente bien informado, insinuó que Licht, con el respaldo de sus jefes en Warner Bros. Discovery, podría ir incluso más allá.

En base a fuentes internas, el sitio web informó que el nuevo jefe de la CNN dará una oportunidad para que los presentadores, reporteros y comentaristas se adapten a la nueva línea. A partir de ahora, las entrevistas y los programas deben dejar de parecer golpes publicitarios para atraer la atención de la gente.

Si eso no funciona, es probable que Licht tome medidas. "Si los empleados no pueden adaptarse a un tono y una estrategia menos partidista, podrían ser despedidos", especulaba el informe de "Axios".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.