La inflación puede haber tocado techo, pero los precios siguen por encima del objetivo de la Fed

·3  min de lectura

El alto precio de la gasolina no importa realmente en la batalla de la Reserva Federal contra la inflación.

Esa es la cruda realidad, ya que los conductores estadounidenses se enfrentan a la gasolina de $5 por galón y los inversionistas se convencen de que la recesión está cerca, si no ha llegado ya.

El banco central está esencialmente indefenso en el esfuerzo por bajar los precios de la energía. La guerra de Rusia en Ucrania, la alta demanda y el estancamiento de la producción de petróleo son inmunes a que la Fed suba los intereses para atacar la inflación. Por eso, aunque la inflación total seguirá siendo dolorosamente alta, la atención de la Fed se centrará en la inflación subyacente cuando se publiquen esta semana los datos de gasto de consumo personal de mayo.

El dato de consumo personal es el barómetro de la inflación preferido por la Fed, ya que la cifra básica ignora la volatilidad de los precios de los alimentos y la energía. Por supuesto, los consumidores no pueden ignorar el costo de la alimentación y la compra de gasolina. Sin embargo, los datos básicos ofrecen una visión más refinada de las tendencias de los precios que la Reserva Federal considera que explica mejor los cambios subyacentes. Los datos básicos también son los que observan los banqueros para ver cómo afectan a la economía sus agresivos aumentos de los tipos de interés de las hipotecas y otros préstamos.

En abril, el consumo personal básico se desaceleró ligeramente hasta el 4.9%. Las estadísticas de mayo se publicarán el jueves.

Aquí está el índice de precios al consumidor de abril de 2022 para el área metropolitana de Miami-Fort Lauderdale-West Palm Beach.
Aquí está el índice de precios al consumidor de abril de 2022 para el área metropolitana de Miami-Fort Lauderdale-West Palm Beach.

Sea cual sea la cifra, la Reserva Federal seguirá centrada únicamente en la mitad de su doble mandato: la estabilidad de precios. Con un desempleo históricamente bajo, el banco debe subir los tipos de interés para hacer frente a la inflación y mantener su credibilidad entre los inversores y los consumidores.

El economista y autor Andy Busch señaló que la economía está sufriendo un doble ajuste monetario para hacer frente a la inflación: el aumento de los tipos de interés por parte de la Fed y la reducción de su balance por parte del banco central al dejar de comprar bonos del Estado y respaldados por hipotecas. Es una medicina económica aleccionadora administrada de forma rápida.

Las cifras de la inflación subyacente de los consumidores podrían caer, pero eso no impedirá que el banco central aplique nuevos aumentos de los tipos de interés el resto de 2022.

“Anticipamos que los aumentos continuos de los intereses serán apropiados”, dijo el presidente de la Fed, Jerome Powell, ante la Comisión Bancaria del Senado la semana pasada. A principios de junio, tras aprobar el mayor aumento de intereses desde 1994, tres cuartos del 1%, Powell reiteró el compromiso del banco con una tasa de inflación del 2%. El mes pasado, la tasa de inflación anual del país fue 8.6%.

Aunque los datos del gasto de consumo personal básico de mayo pueden mostrar que la inflación está disminuyendo, los consumidores no lo notarán y el objetivo de inflación de la Fed sigue estando muy lejos.

Tom Hudson presenta “The Sunshine Economy” en WLRN-FM, donde es vicepresidente de noticias. Twitter: @HudsonsView

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.