Anuncios

La inflación sube en Alemania el 8,6 % y el paro baja el 5,3 % en 2022

Berlín, 3 ene (EFE).- El índice de precios de consumo (IPC) en Alemania se situó al cierre de 2022 en el 8,6 %, lo que supone una rebaja de 1,4 puntos respecto al mes de noviembre y una moderación de las subidas registradas el año pasado, impulsadas sobre todo por los incrementos de la energía y los alimentos.

El dato de cierre de año, de confirmarse con las cifras definitivas, indica que el ascenso de los precios se moderó en los últimos meses de 2022 en la primera potencia económica europea después de que en octubre la inflación alcanzara el 10,4 % y en noviembre se situara en el 10 %, según los datos de la oficina estadística alemana, Destatis.

En la ralentización de este avance de los precios de diciembre ya influyeron, según Destatis, los pagos decididos por el Gobierno alemán para compensar por el incremento del coste del gas y la calefacción como consecuencia de la tensiones causadas por la guerra en Ucrania en el ámbito de la energía.

Sin embargo, la oficina alemana indica que el impacto completo de esas aportaciones decididas por el Gobierno de coalición que preside el socialdemócrata Olaf Scholz no se puede conocer todavía y habrá que esperar a la publicación de los datos definitivos el próximo 17 de enero.

"Desde el comienzo de la guerra en Ucrania, los precios de la energía y los alimentos en particular han aumentado notablemente y tienen un impacto significativo en la tasa de inflación", reconoce la oficina estadística alemana al publicar el dato del final de 2022.

A pesar de la ralentización de la inflación esta alcanzó el año pasado niveles récord desde la reunificación del país.

El índice promedio de inflación de 2022 se situará según Destatis en el 7,9 %.

Los datos confirman que las mayores subidas correspondieron a los precios energéticos, que en diciembre registraban un ascenso interanual del 24,4 %, y de los alimentos, que se incrementaron en un 20,7 %; los servicios se encarecieron en el último mes de 2022 en un 3,9 %.

El dato de la moderación de la inflación a finales de 2022 se conoce a principios de un año en el que tanto el Gobierno como los principales institutos económicos prevén que habrá recesión, aunque los últimos datos indican que no será tan pronunciada como lo inicialmente esperado.

El pronóstico más reciente lo publicó el 14 de diciembre el Instituto de Investigación Económica (Ifo) de Múnich (sur), según el cual la economía alemana entrará en recesión en 2023 pero esta será menos severa de lo esperado, con una caída prevista del 0,1 % de su Producto Interior Bruto (PIB).

Al dato de la subida de los precios le había precedido este martes el del índice de desempleo, que cerró el año 2022 en el 5,3 % y en una situación de estabilidad en el mercado laboral a pesar de la guerra en Ucrania, según la Agencia Federal de Empleo (BA).

El índice de desempleo cayó así en 2022 cuatro décimas respecto al año anterior, con 2.418.000 personas sin trabajo, 195.000 menos que en 2021.

"En el último año, las consecuencias de la guerra rusa contra Ucrania -subidas de precios, incertidumbre, pero también la migración de refugiados- definitivamente han dejado huella en el mercado laboral alemán", señaló la presidenta de la BA, Andrea Nahles.

Precisó que "no obstante, teniendo en cuenta la magnitud de las cargas, éstas han sido moderadas".

El subempleo, que tiene en cuenta por ejemplo personas incluidas en medidas de política del mercado laboral y en situación de incapacidad laboral a corto plazo, también cayó, en 181.000 respecto a 2021, hasta los 3.186.000 de media anual.

Estos descensos tiene su base en la evolución favorable de 2021 y del primer semestre de 2022, mientras que a mediados del año pasado, sobre todo el registro de refugiados ucranianos llevó a un aumento del desempleo y el subempleo.

A pesar de las grandes incertidumbres económicas y políticas derivadas de la guerra de Ucrania, la demanda de trabajadores se situó en 2022 en un nivel comparativamente muy alto, aunque en la segunda mitad del año se debilitó notablemente.

Otro indicador favorable en el comienzo de este 2023 fue el que registra el número de personas con empleo residentes en Alemania, que subió en noviembre en 472.000 o un 1,0 % hasta alrededor de 45,9 millones y alcanzó así un nuevo máximo histórico por tercer mes consecutivo, según datos provisionales de Destatis. EFE

(c) Agencia EFE