Anuncios

De inexplicable a descarado, ¿qué adjetivo puede calificar el nocaut técnico de Rolly Romero sobre Ismael Barroso?

Rolando “Rolly’’ Romero ganó sin ganar.

Al cubanoamericano se le benefició enormemente el sábado por la noche cuando le otorgaron un inexplicable nocaut técnico en el noveno asalto contra Ismael Barroso para ganar el título vacante de las 140 libras de la Asociación Mundial del Boxeo.

Sin duda, Romero había sido superado durante toda la pelea por un rival de 40 años y de reemplazo tardío que iba ganando asaltos en las tarjetas de puntuación y ponía en apuros a su joven rival para encontrar algo de magia que solo se amplificó cuando fue derribado por una mano izquierda del venezolano en el tercer asalto.

Barroso siguió teniendo éxito con sus izquierdas al cuerpo y a la cabeza a medida que pasaban los asaltos, mientras que Romero no parecía interesado en contrarrestar ni en atacar realmente, lo que creaba la sensación de que el sudamericano estaba cerca de reclamar la faja vacante.

Las cosas cambiaron en el noveno asalto cuando Romero asestó un sólido puñetazo que pareció aturdir ligeramente a Barroso, pero luego lo empujó descaradamente a la lona, pero el árbitro Tony Weeks declaró el derribo y le dio al residente en Las Vegas un muy necesario 10-8.

A pesar de todo, Barroso se recuperó y comenzó a tirar los golpes más limpios mientras Romero intentaba asestar impactos de gran potencia, pero que no llegaban de manera clara y, de nuevo de manera inexplicable, Weeks intervino para detener el combate.

“Creo que fue una injusticia parar esta pelea’’, comentó Barroso a través de un intérprete tras el combate. “Simplemente paró la pelea y no me dijo nada. No había nada claro con lo que me golpeó. Luego paró el combate. No lo entendemos’’.

Canelo Álvarez me dijo: aquí es donde tienes que estar. Aquí vas a ser campeón mundial, revela púgil cubano

La reacción a la suspensión fue inmediata, tanto en la retransmisión como en las redes sociales, y muchos dijeron que se encontraba entre las peores de los últimos tiempos, si no de toda la historia del boxeo, sobre todo porque se trataba de un árbitro reconocido.

Barroso estaba merecidamente arriba en las tres tarjetas de puntuación oficiales en el momento de la detención y Romero no se había visto bien en ningún momento de la pelea, su primera después de haber sido noqueado por Gervonta “Tank’’ Davis en su anterior salida.

“Seré sincero, es un guerrero y deberían haberle permitido continuar’’, dijo Romero tras la pelea.

“Boxeé todo el tiempo. Entré un poco frío. Me tiró, pero me levanté como un campeón y seguí adelante. Me tomé mi tiempo y me moví. El hombre es fuerte, así que tuve que tener cuidado con él’’.

Gran estrella del boxeo evita ir a prisión, pero su reputación fuera del ring sufre un fuerte golpe

Para el venezolano esta decisión no puede ser más descorazonadora, pues venía esperando por esta oportunidad hace tres años y le llegó cuando el campeón de la AMB Alberto Puello falló un control antidopaje.

Muchos cuestionaron que Romero obtuviera una oportunidad por el título mundial en una nueva categoría de peso tras perder por nocaut en una inferior, pero así son las cosas del boxeo y ahora solo queda ver si, de alguna manera, se repara esta injusticia y ordenan una revancha inmediata.