Anuncios

Indonesia: Arrestan a 13 militares tras video que muestra torturas

YAKARTA, Indonesia (AP) — Las fuerzas armadas indonesias arrestaron a 13 soldados de tropas de élite acusados de participar en un video que muestra la tortura de un hombre indígena de Papúa sospechoso de ser miembro de un grupo separatista.

El video, surgido en redes sociales en días recientes, muestra a hombres que parecen ser soldados pateando, golpeando y hundiendo al hombre en un barril de agua.

“Esta es una violación de la ley y actuaremos acorde con las leyes y regulaciones aplicables”, declaró en conferencia de prensa el brigadier general Kristomei Sianturi, portavoz del ejército. “Esto es algo que lamentamos. Ni las fuerzas armadas ni el ejército de Indonesia jamás enseñaron ni aprobaron el uso de la violencia como forma de obtener información”.

Sianturi dijo que el incidente ocurrió el 3 de febrero en un puesto de la fuerza de tareas para seguridad fronteriza en Puncak, un distrito montañoso de la provincia de Papúa Central.

Por lo menos cinco hombres se ven en el video golpeando al hombre, profiriéndole insultos racistas y golpeándole en la espalda con un machete.

Sianturi señaló que los 13 sospechosos están detenidos en el centro de detención de máxima seguridad en Java Occidental para más investigaciones.

El jefe militar de Papúa, el mayor general Izak Pangemanan, detalló a reporteros que el abuso comenzó después de un enfrentamiento a tiros entre fuerzas de seguridad y rebeldes separatistas sospechosos de haber quemado un edificio de salud pública en la aldea de Omukia, a 300 metros (yardas) de un puesto militar. Las fuerzas de seguridad arrestaron a tres hombres y los demás huyeron.

Camino a una estación policial, uno de los hombres saltó del vehículo, con las manos atadas a su espalda. Se golpeó la cabeza con una roca y murió camino a una instalación médica, según Pangemanan.

Otro hombre, visto en el video e identificado como Definus Kogoya, intentó escapar, relató Pangemanan. Añadió que las fuerzas de seguridad lo recapturaron y lo torturaron un puesto militar en Gome en un esfuerzo por obligarlo a revelar el paradero de los demás.

Kogoya se ha recuperado tras recibir tratamiento médico y fue devuelto a la policía local, dijo Pangemanan.