Indignación y repudio en México tras golpe de AMLO a Loret de Mola

·6  min de lectura
Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Carlos Loret de Mola | Foto: Getty Images
Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Carlos Loret de Mola | Foto: Getty Images

Durante la conferencia mañanera de este 11 de febrero, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador mostró una lista con presuntos ingresos millonarios de Carlos Loret de Mola.

El mandatario señaló que el periodista no estaba atacando a sus hijos, sino a él: “bueno, ya estos ataques a mis hijos, pero no, no es a mis hijos, es a mí. Ahora sí que tomo nota. Desde hace tiempo. ¿Con qué autoridad moral el señor Loret de Mola me va a cuestionar, si lo que he estimado más importante en mi vida ha sido mi honestidad?”

Luego mencionó que “la mafia del poder” había ocultado por mucho tiempo los sueldos de los periodistas famosos, pero que ahora, a él le había llegado información sobre el salario de Loret.

Tras mostrar lo que el periodista ganaba enumeró a las empresas que supuestamente le pagaron como Televisa, Radiópolis, El Universal y Washington Post.

Este acto de AMLO generó un gran malestar, esta vez no solo en Carlos Loret de Mola, quien ya le contestó al mandatario por medio de un video llamándolo "aspirante a dictador", sino que a otros periodistas, quienes consideran que lo hecho por el presidente es muy grave.

México fue considerado el año pasado por el Instituto Internacional de Prensa (IPI) como el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo pues fueron asesinados siete periodistas ejerciendo su profesión, en 2020 la cifra fue mayor, ya que a 11 profesionales de la comunicación les arrebataron la vida. Este 2022 la situación parece más grave, ya son seis los informadores víctimas de homicidio.

Por ello, Raymundo Riva Palacio escribió: “la agresión ilegal del presidente AMLO contra Carlos Loret, es un ataque contra todos en los medios. Hoy la integridad física de Loret está en peligro, y el potencial autor intelectual de cualquier cosa que me suceda, es el inquilino de Palacio Nacional”.

Azucena Uresti expresó: “el Presidente exhibe, de manera irresponsable y temeraria, lo que asegura es el salario de Carlos Loret. Esta agresión tiene que parar, presidente, tiene que parar”.

El periodista Jan-Albert Hootsen condenó duramente lo realizado por AMLO: “Si un día después del quinto brutal asesinato de un reportero en México, las prioridades de un gobernante no son la violencia y la impunidad, sino las finanzas de otro reportero, es sencillamente una distracción. Las distracciones no incrementen la seguridad ni logran justicia”.

La escritora Alma Delia Murillo Carrillo también hizo un llamado a los seguidores del mandatario: “No sé qué es más insoportable: si el llamado a la violencia contra periodistas de Andrés Manuel, o los besamanos y traga sapos que siguen callados y aplaudiendo”.

Leopoldo Maldonado, director regional de ARTICLE 19 en México y Centroamérica, escribió una columna en donde reflexionó: “Debe imperar la mesura política en un país donde se amenaza, persigue, hostiga, golpea, secuestra, tortura, desaparece y mata a las y los periodistas. Para ello es necesario recordar que las víctimas no son quienes despachan en los palacios de gobierno, sino que están afuera exigiendo justicia”.

El analista político Carlos Bravo Regidor, expresó: “puedes odiar a Loret, puedes creer que su periodismo es basura, puedes creer que lo mueven las peores intenciones y los más oscuros intereses. Nada de eso, sin embargo, debería impedirte reconocer que lo que hizo AMLO hoy en la mañanera es ilegal, autoritario e intolerable”.

Genaro Lozano, analista en Foro TV también fue duro contra AMLO: “El presidente del Estado mexicano no debe usar información, falsa o cierta, ¿quién sabe?, sobre las finanzas de un ciudadano particular, sobre el que no hay un proceso legal abierto. Simplemente lo de hoy sí rebasó límites y es un peligroso error”.

Por otro lado, hay periodistas que defienden al presidente, como Juan Becerra Acosta, quien escribió en su cuenta de Twitter: “señalar al periodismo sicario no es censura”.

El activista Étienne von Bertrab apuntó: “Toda mi solidaridad con quienes ejercen el periodismo honesto y comprometido y enfrentan riesgos inadmisibles. Ninguna empatía con los magnates propietarios de los medios, que los mantienen precarizados y vulnerables, y mucho menos con los mercenarios de la información”.

La periodista Olga Wornat retomó ese comentario y añadió: “¡exacto! Mi solidaridad con los periodistas de a pie, los que arriesgan la vida investigando a las mafias. Los éticos y honestos que viven amenazados y cuyas vidas no valen un centavo y siguen al pie del cañón. Sin transas, ni lobbies. Yo, estoy con ellos”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Microbús embiste barrera de contención y casi atropella a una persona