India: Técnico de cómputo se dedica a decorar deidades

S. Goutham decora una deidad en el templo de Anantha Padmanabha Swamy el 29 de noviembre de 2022, en Chennai, India. (AP Foto/Deepa Bharath) (ASSOCIATED PRESS)

CHENNAI, India (AP) — El exprofesional de informática —ahora un tipo de artista sumamente especializado— se quedó mirando a la deidad ante él.

En una tarde reciente, S. Goutham, de 33 años, se encontraba encaramado en una escalera en el altar de la diosa Durga en el templo Anantha Padmanabha Swamy en Chennai, India. Con sus manos moviéndose a un ritmo constante, Goutham estaba plegando un sari verde de seda para adornar a la deidad.

“No puedes ponerte tenso cuando estás haciendo este trabajo”, dice. “No puedes hacer esto si no eres paciente. Necesitas hacerte uno con ella”.

Con una licencia para ejercer la carrera de ciencias computacionales, Goutham renunció a su trabajo hace casi una década para dedicarse a su vocación. Desde entonces ha seguido los pasos de sus ancestros y es un decorador de deidades en templos por quinta generación.

En los templos hindúes, los ídolos están hechos en su mayor parte de materiales como granito negro, mármol blanco o aleaciones de cinco metales que tienen significado sagrado. Estas deidades son veneradas como representaciones físicas, tangibles de dios (Brahma), que se cree es infinito, omnipresente y más allá de la comprensión. El culto en un templo hindú incluye bañar con leche a estas deidades, decorarlas con ropa colorida, flores, perfumes como el sándalo, joyería, e incluso armas como espadas, garrotes y tridentes. En el altar se encienden lámparas de aceite, y se ofrecen a los dioses cantos sagrados y alimentos.

Decorar las deidades es una práctica milenaria que es descrita en el texto épico hindú Ramayana, y Goutham ha estado aprendiendo el arte desde que era un niño pequeño. Elaboró su primera decoración formal cuando tenía 13 años, en el mismo altar donde estaba de pie 20 años después en un día de noviembre de 2022.

Ha efectuado miles de decoraciones, las cuales van de algunas relativamente sencillas que se llevan una hora o dos en quedar listas, a otras que son más complejas y requieren varios días de trabajo.

Goutham dijo que cuando era niño se interesó en decorar deidades debido a su padre.

“Cuando eres pequeño, tu padre es tu héroe”, señaló. “Yo quería ser como él”.

La primera lección que Goutham recibió de su papá fue acerca de las armas que cada dios sostendría. Escuchó historias sobre el poder de cada arma y cómo los dioses las blandirían.

“La personalidad de la deidad y la historia del dios o diosa podía cambiar dependiendo de sus armas, la ropa que traen puesta, la expresión de su rostro o la posición en la que estaban sentados o de pie”, señaló.

Cuando empieza a decorar una deidad, Goutham dice que ya tiene una idea de lo que va a hacer, pero no inicia con un bosquejo. Va paso a paso, colocando las manos de la deidad, sus pies y sus armas. Luego pasa a la ropa y la joyería. Gradualmente se manifiesta la forma del dios.

Hay normas acerca del tipo de materiales que pueden ser utilizados en las deidades.

“El cuerpo humano está formado de tierra, agua, fuego, aire y espacio, y todo lo que ves que ocurre en forma natural en la Tierra está hecho de estos elementos”, declaró Goutham. “Para mostrar esto, decoramos las deidades utilizando cosas que ocurren en la Naturaleza y son una representación de estos elementos, como el cobre, la ropa, las fibras de coco y así por el estilo”.

Dice que decorar una deidad combina elementos del arte, la danza y la yoga, en términos de los ademanes de la mano y las posturas que asumen las deidades. Materiales hechos por el hombre como el plástico están prohibidos. Goutham dice que utiliza pequeños alfileres para unir la tela, pero se asegura de que los alfileres no toquen directamente al ídolo.

Los brazos y piernas de las deidades, en su mayor parte hechos de cobre o de latón, los obtiene de artesanos, al igual que las armas y la joyería.

También ha creado una aplicación y un sitio web para los que deseen aprender más acerca de su arte y sus sueños de establecer una institución para entrenar a artistas que puedan preservar la sagrada tradición. Aunque la mayor parte de los decoradores de deidades son hombres, no ve razón por la cual las mujeres no puedan aprender esta labor y practicarla.

“Todo el mundo es igual a los ojos de dios”, señaló.

La narración de historias es una parte importante de lo que él hace. Uno de sus montajes favoritos muestra la amistad entre el Señor Krishna, una encarnación de Vishnu, y Kuchela.

“Muestra a Krishna lavando los pies de Kuchela, un hombre pobre, transmitiendo el mensaje de que la humildad es una virtud, ya sea uno un ser humano o dios”, manifestó Goutham.

El término “adoración de ídolos” podría tener connotaciones negativas en algunas religiones. Pero para los hindúes, las deidades —que son mantenidas en templos, viviendas, tiendas y oficinas— sirven como puntos de referencia “para que nosotros canalicemos nuestras devociones, nuestras acciones, y nos sirvan de recordatorio de todos los valores positivos que están vinculados con esas deidades”, dijo Suhag Shukla, directora ejecutiva de la Fundación Hindú-Estadounidense.

Shukla dice que esta forma de veneración es una forma en que ella se conecta con sus ancestros.

“Siendo una india-estadounidense de segunda generación, no crecí con todas estas cosas a mi alrededor donde las pudiera absorber por ósmosis”, señaló. “Pero el sólo saber que formo parte de una tradición que ha sido pasada de generación en generación es algo poderoso para mí en lo personal”.

En los templos hindúes de Estados Unidos, los miembros de la comunidad se unen para ayudar a crear los trajes de las deidades, y es un acto de devoción, dijo Shukla.

“Nadie tiene que sentarse allí y bordar una falda o un sari para una diosa, pero lo hacen en una muestra de amor”, enfatizó. “Es una lección de humildad y también fortalece”.

Goutham dice que no considera que su trabajo sea una vocación.

“Puedes llamarlo servicio porque trae alegría pura a tanta gente y desempeña un papel en nuestro despertar espiritual”, manifestó. “Pero desde mi punto de vista, es mucho más que eso. Tiene el poder de transformar a la gente”.

Goutham ha decorado a deidades en templos en el extranjero, y también lo ha hecho en pequeñas aldeas de la India y en templos poco conocidos. Recuerda haberse detenido en una ocasión en una tienda de té de un poblado y escuchar a los habitantes locales elogiar el decorado que él hizo de la deidad de su templo.

“Realmente me conmovió”, dijo.

Mientras Goutham colocaba una corona y una guirnalda sobre la deidad en el templo en Chennai, la vecina Sucharithra Surendrababu observaba atónita, usando su teléfono celular para tomar fotografías de la diosa decorada.

“Me encanta ver a la madre Durga, esté decorada o no”, señaló. “Pero cuando la veo toda decorada y de aspecto espléndido, me hace tan feliz. Es inspirador y fortalecedor”.

Hay algunas decoraciones que hacen que incluso los ojos del artista se llenen de lágrimas.

“No es sólo algo bonito de ver”, declaró Goutham. “Es acerca del amor y la fe. Cuando tocas las deidades, las vistes y las decoras, piensas en ellas como si fueran tus amigos o padres. Necesitas habilidad y visión para hacer esto. Pero, por encima de todo, se requiere corazón”.

_____

La cobertura religiosa de The Associated Press recibe apoyo a través de la colaboración de la AP con The Conversation US, con financiamiento de Lilly Endowment Inc. La AP es la única responsable de este contenido.