Incertidumbre por criterios para evaluar posgrados y becas de Conacyt

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 12 (EL UNIVERSAL).- Ante el anuncio del pasado 27 de junio sobre la desaparición del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), que funcionaba desde 2007, para convertirlo en Sistema Nacional de Posgrados (SNP) con el cual ahora el registro y evaluación de los posgrados estará a cargo de la Secretaría de Educación Pública "con base en una ‘acreditación’ realizada por la propia Secretaría", los miembros de la Red ProCicienciaMx manifiestan su preocupación e incertidumbre frente a los cambios que implica este movimiento.

A través de un comunicado que titulan "¿A quién corresponderá y bajo qué criterios la evaluación de los posgrados y la asignación de becas? del PNPC al SNP", la comunidad científica agrupada en esa red, plantean varias preguntas que tienen que ver con el mecanismo y el procedimiento que aún no queda definido.

"En beneficio de las y los estudiantes y de las instituciones académicas, el nuevo mecanismo para la asignación de becas y su relación con la nueva categorización debe ser aclarado en todos sus términos con el fin de establecer con precisión los criterios a partir de los cuales se otorgarán o no las becas correspondientes y, de esa manera, garantizar un proceso mínimamente transparente con un número de becas mayor que el actual", exige la Red ProCienciaMx.

Señalan que muchos de los estudiantes aceptados en los programas no pueden financiar sus estudios y cuentan con la beca para llevarlos a buen término; pero además reiteran que la formación de recursos humanos de alto nivel es clave para que México avance en una senda de desarrollo. Nuestros y nuestras jóvenes, así como las instituciones merecen más certeza, por lo cual "Es urgente una información puntual y responsable sobre este programa".

Entre los señalamientos que apuntan está el hecho de que los responsables de programas que deben ser evaluados este año y los programas a los que ingresa una nueva generación de estudiantes, no saben quién los va a evaluar y cómo.

"¿Se debe registrar la información de los programas en el sistema electrónico existente de Conacyt? ¿Cómo será utilizado éste por la SEAES? ¿Las y los estudiantes de nuestros programas tendrán beca para financiar sus estudios de posgrado? Se habla de universalidad, pero en concreto, no queda claro si se asignará beca a todos los programas y a todos los estudiantes", afirman en el comunicado.

Donde también plantean ¿qué sucede si asignan solamente un porcentaje de becas, como ha dicho Conacyt y las instituciones no tienen recursos para asignar las restantes?

En la nueva propuesta de Conacyt, según la directora del organismo, María Elena Álvarez-Buylla, la asignación de becas estará sujeta a una nueva "categorización" que incluye los siguientes tipos: 1) posgrados públicos de investigación (acceso universal); 2) posgrados privados de investigación (con convenios y concurrencia de las IES particulares); 3) posgrados públicos profesionalizantes (con formación inmersiva en el sector público y en áreas prioritarias) y; 4) posgrados privados profesionalizantes (con formación inmersiva en el sector público y en industrias prioritarias estratégicas).

La misma funcionaria ha insistido que Conacyt seguiría asignando las becas en función de un nuevo esquema de evaluación de los posgrados, con criterios muy distintos a los usados en el PNPC.

Sin embargo, apuntan los científicos y académicos, "actualmente la SEP no evalúa ni acredita la calidad de los programas de posgrado porque esa tarea la ha llevado a cabo el Conacyt a través del PNPC y el SEAES es todavía un proyecto en fase de diseño: el subsecretario Concheiro (de la SEP) indicó que el sistema estará listo hasta enero del 2023. Por lo tanto, las afirmaciones de ambos funcionarios no son congruentes".

Y es que los anuncios han generado una gran confusión entre las instituciones que imparten posgrados, los coordinadores de posgrados y los estudiantes, pues la directora del Conacyt ha manifestado críticas al programa existente y la necesidad de cambiar sus objetivos, criterios evaluación y de priorización, así como los mecanismos para la asignación de becas a los y las estudiantes.

El pasado 27 de junio se dio a conocer la desaparición del PNPC y la creación del Sistema Nacional de Posgrados (SNP). Ahí aseguraron que el Conacyt otorgaría las becas a todos las y los estudiantes aceptados en posgrados "acreditados". El 1 de julio, el subsecretario Concheiro dijo que el recién creado Consejo Nacional para la Coordinación de la Educación Superior (CONACES) desarrollaría el mecanismo "acreditador" de los posgrados, pero quedará listo hasta 2023.

Los antecedentes

Antes de la creación del Conacyt en 1970, el programa de becas de posgrado era atendido por el Instituto Nacional de Investigación Científica que otorgaba un promedio de 600 becas anuales. Las instituciones compensaban la falta de becas con contratos anuales de estudiantes de posgrado como asistentes de investigación. El Conacyt definió como una de sus prioridades la formación de personal de investigación y para 1976 el número de becas de posgrado se había incrementado a 3 mil 600.

Pasado los años se creó el Programa de Posgrados de Excelencia (PE) que operó de 1991 a 2000 dando lugar al Programa de Fortalecimiento del Posgrado Nacional (PFPN) —el cual operó de 2001 a 2006— y desde 2007 funcionó el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) que ahora dará paso al Sistema Nacional de Posgrados (SNP).

Para 2019, el PNPC tenía acreditados 2 mil 394 posgrados que atendían un padrón de 64 mil 664 beneficiarios. En el sexenio anterior se otorgaron 32 mil becas en promedio por año. Tan sólo en 2018 se dieron 34 mil 282 nuevas becas y apoyos para posgrados; pero "desafortunadamente en el 2021 ese número se ha reducido a 26 mil 505 becas, según datos del propio Conacyt".

Hasta el presente podían formar parte del PNPC: a) posgrados escolarizados, que pueden ser orientados a la investigación o bien a la práctica profesional en el desarrollo tecnológico y la innovación; b) especialidades médicas; c) posgrados con la industria; y d) posgrados no escolarizados; pero eso también parece haber cambiado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.