Anuncios

Incendios en centro sur de Chile dejan 13 muertos

Un bombero trabaja en un área rural en Quillón, Chile

Por Natalia A. Ramos Miranda

SANTIAGO, 3 feb (Reuters) -Los incendios que azotan la zona centro sur de Chile dejaron el viernes 13 muertos y arrasaron unas 14.000 hectáreas, informaron autoridades, que más temprano ampliaron una declaración de estado de catástrofe para las dos regiones más afectadas por el fuego sumidas además en una ola de calor.

Las cuatro víctimas reportadas primero se registraron en la localidad de Santa Juana, en la región del Biobío, a unos 500 kilómetros al sur de Santiago, que, junto con su vecina región de Ñuble, son las más golpeadas por los siniestros, informó más temprano la ministra del Interior, Carolina Tohá.

Por la tarde, autoridades locales y bomberos confirmaron la muerte de una bombera que colaboraba en la misma localidad de Santa Juana, mientras que el ministro de Agricultura lamentó por su parte en Twitter un accidente de helicóptero que provocó la muerte del piloto y un mecánico que combatían incendios en la sureña región de La Araucanía.

Posteriormente, la oficina de emergencias Senapred confirmó un total de 13 fallecidos durante la jornada.

El presidente Gabriel Boric, que suspendió sus vacaciones del verano austral para viajar a la zona afectada, dijo a periodistas que al final de la jornada del viernes había 191 focos activos, de los que 45 estaban en combate y 146 controlados.

"Me parecía muy importante estar en terreno", comentó al calificar de "tremendamente complejo" el combate de tantos focos.

En una conferencia de prensa previa, Tohá informó también que reforzarán los equipos terrestres y la flota de 63 aviones disponibles actualmente para combatir los incendios, que el país espera respuesta de firmas en Brasil y Argentina para proveer más naves y que se firmó un contrato para la llegada el lunes de un avión Ten Tanker, con capacidad de 36.000 litros de agua.

Más temprano el viceministro del Interior Manuel Monsalve dijo a periodistas en Ñuble tras una reunión de coordinación local que el fuego ya había consumido cerca de 14.000 hectáreas.

Los incendios han dejado un centenar de viviendas dañadas, mientras se desplegó una red de albergues para recibir a las familias. En rutas y autopistas hay cortes de tránsito debido al fuego y numerosos municipios de la zona han sido evacuados.

Las dos regiones bajo catástrofe, de intensa actividad agrícola y forestal, tienen una población de casi dos millones de habitantes y están ubicadas a partir de 400 kilómetros al sur de Santiago. Entre ambas suman 37.000 kilómetros cuadrados de superficie.

La declaración de catástrofe que se decreta en situaciones de calamidad pública implica despliegue de fuerzas armadas, control de la seguridad pública y mayor coordinación en el combate a los incendios, en este caso.

Los pronósticos para el viernes contemplaban temperaturas de más de 40 grados centígrados para Chillán, capital de Ñuble. También se prevé que soplen vientos intensos en la zona.

La estatal Corporación Nacional Forestal (Conaf) alertó que podrían generarse nuevos focos debido a estas condiciones.

(Reporte de Natalia Ramos. Editado por Fabián Cambero)