Anuncios

El incendio de una embarcación en Balandra no debió ocurrir


Hace unos meses, la población de La Paz, Baja California Sur, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y autoridades correspondientes impulsaron protocolos de atención para regular la visita de turistas al Área de Protección de Flora y Fauna Balandra (APFF) y evitar que se alterara el ecosistema.

A pesar de los esfuerzos logrados, el pasado 21 de agosto la embarcación “Fortius” provocó un incendio en la superficie de la Subzona de Uso Restringido Balandra B, también conocida como playa del Hongo, uno de los sitios núcleo de esta área natural protegida (ANP).

De acuerdo con el Programa de Manejo del Área de Protección de Flora y Fauna Balandra, publicado el 29 de octubre de 2015 en el Diario Oficial de Federación (DOF), existen políticas, estrategias y programas que definen las actividades y acciones que cumplen con la conservación, protección, restauración, capacitación, educación y recreación en esa ANP.

Para gestionar estas acciones, el Programa de Manejo identifica la protección de zonas núcleo y subzonas en el área de protección de Balandra. En el artículo 1, segundo párrafo, del decreto del APFF Balandra, se señala que en el sitio existen cinco zonas núcleo: El Merito, Tecolote Norte, Tecolote Sur, Balandra y La Gaviota. 

En cambio, el artículo 2 prevé que las zonas núcleo de Balandra están integradas por subzonas de protección y de uso restringido. Entre ellas se encuentra la Subzona de Uso Restringido Balandra B, conocida comúnmente como la playa del Hongo, donde ocurrió el incendio de la embarcación “Fortius”.

TONELADAS DE RESIDUOS DEL DESASTRE

Mario Sánchez, director regional noroeste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), menciona que el parte oficial que se tiene a unos días del incendio es que autoridades de la CONANP, Secretaría de Marina (Semar), Profepa, personas voluntarias y organizaciones de la sociedad civil habían recolectado hasta 10 toneladas de aceite, hollín y partes de la embarcación de la costa. 

Días después del incendio continuaron las visitas de inspección a la zona por parte de autoridades federales y de la presidenta municipal de La Paz, Milena Quiroga Romero.

Durante un recorrido de supervisión en la playa Balandra a las labores de limpieza por parte de personal de la Zona Federal Marítima Terrestre (Zofemat), se declaró que el sitio permanecerá cerrado por tiempo indefinido ante la contingencia ambiental y hasta contar con la evaluación que determine la magnitud de los daños ocasionados en la ANP.

Aunque autoridades, sociedad civil y la comunidad paceña han presentado sus posturas ante lo sucedido en Balandra, la mayoría concuerda en catalogar este evento como un desastre.

Sánchez señala que el evento ha sido de los peores que han ocurrido en años recientes en la APFF y en la zona de la bahía de La Paz, en Baja California Sur. También agrega que ya se han presentado denuncias administrativas correspondientes en Profepa y una denuncia penal por parte de la Conanp por posibles delitos al ambiente.

APFF, SIN CAPACIDAD DE MONITOREO

“Eso da parte a que se tengan que hacer las investigaciones pertinentes. Entre ellas, los análisis de daño ambiental en la costa para tener la magnitud de sanciones, tanto administrativas como penales.

“Esto abre, a nuestro parecer, un tema muy controvertido y complejo que tiene que ver con el presupuesto que tienen las áreas naturales protegidas para operar”, explica Mario Sánchez director regional Noroeste de Cemda, en entrevista con Newsweek en Español.

Según datos presentados en un comunicado por la dirección de Servicios Públicos en el municipio de La Paz, se han recolectado seis toneladas de residuos sólidos en playa Balandra distribuidos en 200 costales en un dompe.

Tales residuos corresponden a lo acumulado en la semana durante las jornadas de limpieza que se han realizado en la playa Balandra, debido a la contingencia ambiental por el siniestro. Para mantener la conservación y protección del Área de Protección de la Flora y Fauna en el Programa de Manejo de esta ANP se contemplan actividades permitidas y no permitidas en el sitio.

BALANDRA
Para proteger y conservar la biodiversidad que habita el Área de Protección de Flora y Fauna Balandra, esta ANP cuenta con solo 100,000 pesos de presupuesto anual. (Foto: Cortesía)

La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente dispone que las subzonas de uso restringido son superficies en buen estado de conservación donde se busca mantener las condiciones actuales de los ecosistemas o mejorarlas en los sitios que así se requiera.

Entre las acciones permitidas también se encuentra el poder realizar actividades de aprovechamiento que no modifiquen los ecosistemas y que se encuentren sujetas a estrictas medidas de control, así como el mantenimiento de campamentos pesqueros.

ACTIVIDADES NO PERMITIDAS

Además, está permitido realizar actividades de investigación científica no invasiva, el monitoreo del ambiente, actividades de educación ambiental y turismo de bajo impacto que no impliquen modificaciones de las características o condiciones naturales originales.

Con lo expuesto en el Programa de Manejo también existen actividades no permitidas a realizar en la Subzona de Uso Restringido Balandra B.

Entre las actividades que no se pueden realizar en este sitio se encuentra el aprovechamiento forestal, la apertura de nuevos senderos, brechas y caminos, construcción de obra pública o privada, introducir especies y poblaciones exóticas de vida silvestre.

Incluso, no se puede tirar o abandonar residuos, uso de vehículos motorizados, el tránsito de embarcaciones mayores a 12 metros de eslora y el uso de explosivos, entre otros. Sin embargo, las circunstancias en que sucedió el incendio de una embarcación privada en la superficie de Balandra B se dio fuera del horario de supervisión, sin la capacidad de conocer lo que estaba sucediendo.

“Estas circunstancias sucedieron en un área natural protegida fuera del horario de supervisión y sin capacidad de conocer lo que estaba sucediendo porque es limitado el presupuesto para tener personal presente y medios de control fuera de los horarios, digamos, matutinos”, añade Mario Sánchez, director regional Noroeste de Cemda.

Al cierre de esta nota, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó que la playa del Hongo se cerró hasta nuevo aviso para que la empresa responsable realice trabajos de limpieza sin arriesgar a los visitantes.

OTRAS ACCIONES

Por su parte, la Conanp solicitó la intervención inmediata de la empresa responsable del accidente para realizar acciones de monitoreo de la calidad del agua y de la Zona Federal Marítimo Terrestre, así como de cualquier acción que asegure la conservación de los ecosistemas de esta ANP.

Quienes también lanzaron un posicionamiento al respecto fueron las organizaciones civiles que trabajan en la conservación de Balandra. Expresaron una profunda consternación por los eventos ocurridos que dieron parte a una de las mayores contingencias ambientales que ha vivido la zona desde su declaración como área natural protegida.

Las organizaciones firmantes reconocieron las acciones de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y autoridades competentes para avanzar en su conservación. 

“Estamos convencidas de los beneficios que el ANP otorga a la sociedad paceña y al medio ambiente. También somos conscientes que los esfuerzos en su conservación son perfectibles y deben ser respaldados por un presupuesto suficiente, así como una fuerte interrelación entre las autoridades y la sociedad en general”, se lee en el comunicado emitido.

“Ahí están estas restricciones. No tendría que haber explosivos, no tendría que estar una embarcación. Si la embarcación, porque todavía no tenemos esa información al menos desde el Cemda, supera los 12 metros, pues de entrada ya estaba controvirtiendo —administrativamente— las restricciones del parque”, sanciona Sánchez.

LA PLAYA MÁS BONITA DEL MUNDO

Para proteger y conservar la biodiversidad que habita el Área de Protección de Flora y Fauna Balandra, Mario Sánchez, quien tiene 16 años de experiencia trabajando en el noroeste, señala que esta ANP cuenta con solo 100,000 pesos de presupuesto anual.

“Hablamos de la capacidad incrementada del área natural protegida en materia presupuestaria que le dé parte, no solamente a mayor dinero, sino a mayor personal o mayores capacidades de atención remota como puede ser en otras áreas naturales protegidas del mundo, incluso de México”, explica Sánchez.

Ante esto, si la APFF Balandra contara con guardaparques que por la noche pudieran mantener el monitoreo ambiental de la zona, se habría detectado esta embarcación en el horario en que ocurrió el incidente, determinar si cumplía con los requisitos para estar ahí y, posteriormente, se hubiera tenido un contacto previo con esa embarcación.

Aunque no se tiene un presupuesto ideal para la APFF Balandra, Sánchez declara que “sí puedo asegurar que no son 100,000 pesos anuales. Y no solo el presupuesto que (asignan), sino también el tema entre la relación de lo que genera y lo que lo que le devuelve Hacienda”.

Balandra, “en el último ejercicio fiscal generó 1.2 millones de pesos. Con el tema de derechos que son los brazaletes de entrada le devolvieron 21,000 pesos, entonces es totalmente inequitativo”, menciona.

Datos del Sistema de Información, Monitoreo y Evaluación para la Conservación (SIMEC) del Área de Protección para la Flora y Fauna Balandra muestra que en esta ANP la vegetación a resguardar son los manglares y vegetación de dunas costeras.

En cuanto a la fauna, en Balandra habitan el sapo del desierto (Scaphiopus couchi), la rana de coro del Pacífico (Pseudacris regilla), la boa del desierto (Charina trivirgata), la gaviota patas amarillas (Larus livens), el águila calva o de cabeza blanca (Haliaeetus leucocephalus).

Entre las especies marinas se encuentra la almeja espinuda (Spondylus princeps), el erizo (Strongylocentrotus sp.), la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), la ballena gris (Eschrichtius robustus), la ballena azul (Balaenoptera musculus), el cachalote (Physeter macrocephalus), entre otras especies.

Balandra es también un Sitio Ramsar, categoría internacional obtenida por la Convención de Humedales en 2008 y ocupa el sitio 1767. Además, fue declarado un Bien de Patrimonio Mundial en 2005.

“No solamente es dar más dinero, [sino] dar más dinero a los rubros específicos donde se requiere”, enfatiza Sánchez. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

México: familias de mineros atrapados aceptan plan de rescate

‘Muchas mujeres dan a luz en medio de los surcos de siembra’

Turismo ‘new age’, el rostro místico y espiritual del México pospandemia