Anuncios

Incendio desata caos en el Metro de Londres

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 5 (EL UNIVERSAL).- El caos se desató en el Metro de Londres el viernes por la noche, cuando los pasajeros se vieron obligados a romper las ventanas para escapar de un tren mientras los vagones comenzaban a llenarse de humo.

"Atrapados en el tren en Clapham Common y los vagones llenos de humo, las puertas no se abren si no fuera por los trabajadores en la plataforma, ¡no habríamos salido!", escribió un testigo en Twitter.

Uno de los afectados mencionó que la "respuesta del personal de la estación fue horrible" y que Transport for London, que supervisa el sistema de Metro de la ciudad, debería estar "avergonzado".

"Actualmente hay graves retrasos en la línea Northern debido a una alerta de incendio anterior en la estación de Clapham Common. Estamos trabajando para que el servicio vuelva a la normalidad lo más rápido posible", dijo Transport for London en un comunicado. El incidente ocurrió un día antes de la coronación del rey Carlos III.

Alrededor de 500 personas habían escapado del tren cuando llegaron los bomberos y confirmaron que no había fuego. Las autoridades británicas mencionaron que el problema con el tren fue causado por el "polvo de los frenos, que a menudo se puede confundir".

Pánico

Imágenes impactantes de Clapham Common mostraron pánico en la estación, cuando los pasajeros quedaron atrapados dentro de los vagones con las puertas atascadas y negándose a abrir.

Se puede escuchar a la gente llorando de terror mientras otros comienzan a romper las ventanas para tratar de sacarlos en lo que se entiende como una "alerta de incendio", reportó The Mirror.

En las imágenes, algunos viajeros intentaron abrir las puertas, pero aparentemente estaban atascados, ya que le dijeron al medio británico que los vagones se estaban llenando de humo por dentro. Mientras tanto, los trabajadores tuvieron que romper las ventanas mientras se puede ver un letrero que dice a la gente que desaloje la estación.

Cuando las ventanas se rompieron y destrozaron, decenas de viajeros salieron, temiendo por su seguridad si se quedaban adentro.

Uno de los británicos horrorizados que quedó atrapado dentro del vagón le dijo al medio cómo los vagones comenzaron a llenarse de humo porque las puertas no se abrían. Jake Sharp mencionó que la única razón por la que las personas pudieron escapar fue porque los trabajadores en la plataforma tenían sus herramientas y pudieron romper las ventanas.

'Había un olor a humo en el tren, el tren bajó unos cinco vagones hacia el túnel y se detuvo, el tren del lado opuesto se detuvo y la gente corría para salir de la plataforma", declaró.

"Todo el tiempo los vagones se llenaron de humo y las puertas no se abrieron y cuando tratamos de abrirlas, sólo se movieron unos 10 centímetros"

"No hubo ninguna respuesta del personal de la estación, incluso con los gritos de ayuda de todos".

Un portavoz de la estación dijo: "Lamentamos la angustia causada en Clapham Common". Las autoridades indicaron que "equipos de las estaciones de bomberos de Battersea, Tooting y Brixton asistieron a la escena".

La Brigada de Bomberos de Londres acudió al final a la estación y confirmó que no había fuego.