Anuncios

Incendio en un depósito de cartones en Pompeya: se cayó el techo y se desmoronó el frente

Se incendia un depósito en Pompeya
Se incendia un depósito en Pompeya

Bomberos de la Ciudad se desplazaron al barrio porteño de Pompeya tras recibir un llamado que alertaba sobre un incendio en un depósito de cartones corrugados, Mientras trabajan en el lugar para contener el fuego, confirmaron que se cayó el techo de la construcción y que se desmoronó el frente del establecimiento. Ante este marco, se instauró un perímetro de seguridad para evitar heridos.

Alrededor de las 9 de este sábado se desató el fuego en el local ubicado en las calles Mom y Corrales, en Pompeya. Se trata de una edificación de 60 por 40 metros de planta baja y un piso, donde se identificó un foco ígneo de forma generalizada.

Debido a las llamas se cayó el techo del depósito y se desmoronó el frente.

Según confirmaron fuentes policiales a LA NACION, “los bomberos tendieron tres líneas de 38 metros para sofocarlo, en tanto que se estableció un perímetro de seguridad y se constató la caída de un tinglado y un paredón”. De forma preventiva, además, se desalojaron las fincas linderas, agregaron.

Otro incendio en Barracas

En abril de este año, se volvió a incendiar el depósito de la empresa estadounidense Iron Mountain, donde hace nueve años murieron ocho bomberos y dos miembros de Defensa Civil, cuando uno de los muros perimetrales de la propiedad se derrumbó mientras combatían las llamas, provocadas intencionalmente. Esta vez no hubo víctimas, aunque sí cinco vehículos estacionados fueron aplastados por paredes que cedieron. Al menos once dotaciones trabajaron en el lugar, después que las llamas se reavivaran al caer la noche.

A dos meses del segundo incendio de Iron Mountain los vecinos reclaman por la apertura de las calles y la liberación de los autos que quedaron dentro del perímetro del siniestro.
A dos meses del segundo incendio de Iron Mountain los vecinos reclaman por la apertura de las calles y la liberación de los autos que quedaron dentro del perímetro del siniestro. - Créditos: @Hernan Zenteno

Según informaron entonces fuentes del Gobierno de la Ciudad, el edificio estaba habilitado, no tenía denuncias y se encontraba en medio de un proceso judicial.

El incendio duró más de una semana hasta que los Bomberos lograron controlarlo y se produjo pese a que el depósito tenía cortados la luz y el gas. “Como sucedió en 2014, cayeron cenizas de papel en un radio de dos cuadras. Los bomberos les pidieron a los vecinos que vayan a sus casas y cierren las ventanas”, dijo a LA NACION un testigo del incendio.