Anuncios

Incendio causado por explosión de gas deja 270 heridos y varios muertos en Kenia

Bomberos trabajan para sofocar un incendio provocado por una explosión en un edificio industrial, en Nairobi, Kenia, el 2 de febrero de 2024. (AP Foto)

NAIROBI, Kenia (AP) — Un vehículo cargado de gas explotó y desató un infierno que arrasó viviendas y almacenes en la capital de Kenia a primera hora del viernes, con más de 270 heridos y al menos tres muertos, aunque se espera que las cifras aumenten.

Es probable que varios residentes estuvieran en sus casas cuando el fuego llegó a ellas el jueves en la noche, explicó un vocero del gobierno, Isaac Mwaura.

La explosión de un camión de matrícula desconocida y cargado de gas prendió una enorme bola de fuego, y un bombona de gas que salió despedida causó el incendio que arrasó Oriental Godown, un almacén de ropa y telas, agregó Mwaura. Varios autos y negocios más resultaron dañados por las llamas que comenzaron alrededor de las 23:30 del jueves en la zona de Mradi, en el vecindario de Embakasi, en Nairobi.

Al amanecer, en el lugar de la tragedia había varias casas y tiendas calcinadas. El vehículo que se cree que desató la explosión estaba volcado sobre un costado y en la carretera quedaba apenas su armazón. El tejado de un edificio residencial de cuatro plantas situado a unos 200 metros (yardas) del lugar de la explosión se rompió por el impacto de una bombona. En el piso había cables eléctricos. Del almacén calcinado no quedaba nada salvo los restos de varios camiones.

Alfred Juma, un aspirante a político, dijo que oyó un fuerte ruido procedente de una bombona de gas en un almacén próximo a su casa y "empecé a despertar a los vecinos pidiéndoles que se marchasen”.

Juma dijo que advirtió a un auto de color negro que no pasara por la zona, pero el conductor insistió y el coche se paró debido a los humos. “Intentó arrancar tres veces y fue entonces cuando se produjo una explosión y el fuego se propagó al interior (del almacén) causando otras explosiones”.

Según su relato, agarró a dos niños y se escondieron en una zanja para las aguas residuales hasta que las explosiones terminaron. Su familia no estaba, pero Juma lo perdió todo, a excepción de la ropa que llevaba puesta.

Otra vecina, Caroline Karanja, afirmó que tuvieron que salir corriendo cuando la policía acordonó la zona tras la explosión.

“La policía estaba haciendo retroceder a todo el mundo por lo que era muy dificil acceder a mi casa y tuve que buscar un lugar para dormir hasta esta mañana”, dijo Karanja, agregando que el olor y el humo seguían siendo asfixiantes y que tendría que mantenerse lejos por un tiempo porque tenía hijos pequeños.

La policía y la Cruz Roja de Kenia reportaron tres fallecidos. El conteo podría aumentar durante la mañana, de acuerdo con Wesley Kimeto, jefe de la policía de Embakasi.

Los bomberos estaban revisando la zona calcinada durante la mañana.

Tanto el gobierno como la Cruz Roja dijeron que 271 personas fueron trasladadas a hospitales con heridas.

La proximidad de la empresa con las viviendas planteó dudas sobre la aplicación de los planes de urbanismo municipales. Funcionarios del gobierno del condado han sido acusados de aceptar sobornos para ignorar los códigos y las normas de construcción.