Anuncios

Identifican a presunto atacante de activista asesinada en el norte de México

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades identificaron al presunto atacante de una mujer que buscaba a su hermano y que fue asesinada en una región del norte de México cercana a la frontera con Estados Unidos, donde ha escalado la violencia en los últimos meses.

Así lo anunció el viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina al ofrecer detalles del caso de la activista Ángela León, presidenta del colectivo de búsqueda “Unión y Fuerza por Nuestros Desaparecidos”, que fue asesinada a balazos la víspera dentro de su salón de belleza en el municipio Tecate del estado norteño de Baja California.

López Obrador indicó que las autoridades ya tienen identificado al presunto responsable del homicidio de León y adelantó que de acuerdo con las investigaciones preliminares el asesinato no tendría relación con las actividades de búsqueda de desaparecidos que realizaba la activista desde hace varios años.

El mandatario dijo que León estaba bajo un mecanismo de protección estatal de activistas tras recibir amenazas, pero no ofreció detalles.

Medios locales informaron que León fue atacada a balazos en su salón de belleza por un hombre que luego de disparar huyó en un vehículo que posteriormente abandonó e incendió.

León buscaba a su hermano desaparecido desde 2018, lo que la llevó a dirigir el colectivo “Unión y Fuerza por Nuestros Desaparecidos” y a participar en diferentes procesos de búsqueda.

El asesinato de la activista ocurrió a menos de un mes del secuestro y desaparición en el estado central de Guanajuato de Lorenza Cano Flores, integrante del colectivo “Salamanca Unidos Buscando Desaparecidos”. En el hecho fueron asesinados su esposo e hijo.

Cano Flores, de 55 años, buscaba a su hermano quien fue reportado como desaparecido desde agosto de 2018. Desde el 2021 han asesinado al menos a seis buscadores en el país.

En México hay más de 114.000 personas reportadas como desaparecidas y sus familiares a menudo tienen que buscarlas debido a la falta de acción por parte de la Fiscalía y la policía.

Gran parte del trabajo de búsqueda en México ha sido asumido por grupos de voluntarios conocidos como “colectivos”, los cuales están conformados por las madres y otros familiares de las personas desaparecidas.